Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cumbre energética de Venezuela impulsará una nueva estrategia en América Latina

Porlamar (Venezuela)

Venezuela ha reivindicado su papel como potencia energética mundial y ha defendido una estrategia suramericana que dé valor a sus hidrocarburos y garantice el acceso de estos recursos para grandes consumidores.

El ministro de Energía venezolano, Rafael Ramírez, ha afirmado que la I Cumbre Suramericana de Energía, que se celebrará entre hoy y mañana, martes, en la isla de Margarita, será un paso decisivo para la creación de un mercado regional que aproveche el gas y el petróleo.

Venezuela cuenta con la "extraordinaria concentración de recursos energéticos e hidrocarburos en la Faja Petrolífera del Orinoco" y una de las reservas de gas natural más importantes del mundos. "Creemos que hay oportunidad para complementar la actividad y requerimientos energéticos de nuestra región y ese es uno de los temas que vamos a tratar" en la Cumbre, ha dicho el ministro venezolano. El país caribeño dispone de las mayores reservas de gas de América después de las de Estados Unidos.

Para la Cumbre de Margarita, donde se discutirán estos asuntos, han sido invitados 12 presidentes. Este domingo, en una reunión de coordinadores, se discutieron los grandes temas que van a tratar hoy los ministros, como los acuerdos de suministro, el proyecto del Gran Gasoducto del Sur y el gasoducto Transoceánico -ambos proyectos. El etanol, del que Brasil es el primer productor mundial, será uno de los temas de la agenda. Según Venezuela, esto no choca con sus intereses en el petróleo: La condición de Brasil como potencia mundial de combustibles alternativos derivados de vegetales, y la de Venezuela, quinto exportador mundial de petróleo "son complementarias", ha dicho el ministro de Chávez.

Venezuela también promueve la creación de una especie de organización de países exportadores de gas, con el apoyo de Bolivia, que posee las segundas mayores reservas del hidrocarburo en la región.