Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hugo Chávez firma un decreto para controlar los campos petroleros en manos extranjeras

La ley sirve para asumir el control de las explotaciones petroleras de la Faja del Orinoco en manos de empresas de EE UU, Francia, Noruega y Reino Unido

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha firmado la ley para asumir el control de los campos petroleros de la Faja del Orinoco en manos, hasta ahora, de empresas de Estados Unidos, Francia, Noruega y Reino Unido. Chávez ha dicho en su programa radial ¡Aló Presidente! que tras la firma del decreto se crearán "empresas mixtas" con los antiguos operadores, en las que el grupo estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) tendrá, como mínimo, el 60% de las acciones.

"Estamos recuperando la propiedad y la gestión de estas áreas estratégicas", ha dicho Chávez, que también ha precisado que las firmas implicadas tendrán cuatro meses para negociar las bases de su inclusión en las nuevas empresas mixtas. Los campos afectados eran operados desde la década pasada mediante "asociaciones estratégicas" por Exxon Mobil, Chevron y Conoco-Phillips (EEUU), la francesa Total, la noruega Statoil y la británica British Petroleum, junto con PDVSA, con minoría accionarial.

"Se acabó la privatización del petróleo en Venezuela. Era el último espacio que nos faltaba recuperar. Esta es la verdadera nacionalización del petróleo. El petróleo es de los venezolanos," ha manifestado el gobernante. "El 1 de mayo ocuparemos estos campos y hasta entonces estaremos nombrando comisiones de transición para luego izar allí la bandera nacional. No queremos que las trasnacionales se vayan, queremos que sigan siendo socias de PDVSA, que será la dueña", ha añadido el presidente.

Chávez ya anunció con anterioridad la "nacionalización" de las asociaciones estratégicas para adecuar la situación a la Ley de Hidrocarburos, que obliga a que PDVSA tenga mayoría accionarial en todas las actividades de exploración, extracción y distribución del crudo y sus derivados. "El que no está de acuerdo tiene derecho a irse (...) pero nosotros vamos a respetar sus derechos", sostuvo entonces el presidente venezolano.

Venezuela desarrolla actualmente un proceso de certificación internacional de las reservas petroleras de la Faja del Orinoco, calculadas en 316.000 millones de barriles, las mayores del mundo. Venezuela, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es el quinto exportador mundial y cuarto abastecedor más importante de Estados Unidos.