Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moratinos aboga por completar la Constitución europea para sacarla de la crisis

Se reúnen en Madrid los 18 países que han ratificado el texto para dar impulso al proyecto

El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, entiende que para superar la crisis en que está inmerso el proyecto de la Constitución europea tras los ‘noes’ de Francia y Holanda, hace falta una “propuesta audaz” que complete el texto con nuevas disposiciones, en lugar de “trocearlo”. Así lo ha dicho hoy en el encuentro que mantienen en Madrid representantes de los 18 países que han ratificado el Tratado, una cita convocada para dar un impulso a los esfuerzos de la presidencia alemana por sacar adelante el texto constitucional y para que los que ya han ratificado el texto “se hagan oír”.

A la reunión de ministros y secretarios de Estado de Asuntos Europeos sólo ha faltado el representante de Alemania, que por ocupar la Presidencia de la UE ha optado por una mayor neutralidad y ha enviar a su embajador en Madrid. A los 18 se han sumado también Portugal e Irlanda, dos países que aún no han ratificado el texto. La reunión tiene como objetivo, amén de destacar que muchos de los miembros de la UE ya han ratificado el Tratado, dar una muestra de apoyo a la presidencia alemana, que se ha propuesto como meta hacer los cambios necesarios en el proyecto para que pueda ser finalmente ratificada tanto por los países que aún no lo han hecho (Reino Unido, República Checa, Polonia, Irlanda, Dinamarca, Suecia y Portugal), como por los que lo rechazaron en referéndum.

En su intervención, Moratinos ha subrayado que "es la firme voluntad" de todos los presentes "ayudar con absoluta lealtad y sinceridad" a la Presidencia alemana a encontrar un consenso para alcanzar un acuerdo satisfactorio en el plazo más breve posible.

Para el ministro, el texto actual del tratado constitucional es, "a pesar de sus defectos, un magnífico documento que sirve bien a las necesidades de la Unión y de sus ciudadanos", por lo que la labor ahora consiste en mejorarlo y no dejarlo en un acuerdo de mínimos. "No es un texto perfecto, pero sin duda es el mejor instrumento del que disponemos" para hacer frente a los retos actuales, ha dicho Moratinos, advirtiendo contra la tentación de "desmontar" el tratado y limitar el acuerdo a las reformas institucionales.

Moratinos ha explicado que, en su opinión, "resulta preferible abordar la superación de la actual crisis de la UE con una propuesta audaz, que no temeraria, que hacerlo con una propuesta de mínimos". Por ello, ha asegurado que España es "partidaria de buscar el consenso más bien completando [el texto] que despedazándolo", para incluir temas como la inmigración, la lucha contra el cambio climático, la creación del espacio social europeo o el desarrollo de una política energética. La idea es que son este tipo de asuntos los que de verdad preocupan a los ciudadanos europeos, que ahora sienten a Europa alejada de los problemas de su vida real.

El ministro reconoce que lograr el consenso en este tipo de temas "no sería una tarea fácil" y que, previsiblemente, será necesario "el recurso a mecanismos de integración diferenciada o de cooperación reforzada para obtener un acuerdo". "Sería una propuesta ambiciosa, es verdad, nada sencilla de llevar a término, pero tendría al menos la virtud de mostrar a los ciudadanos que les hemos escuchado", ha dicho Moratinos, que ha concluido animando a los presentes a trabajar "por una Europa mejor".