Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece en un choque de helicópteros la nueva ministra de Defensa de Ecuador

Guadalupe Larriva se convirtió la semana pasada en la primera mujer en ocupar la cartera

La ministra ecuatoriana de Defensa, Guadalupe Larriva, murió el miércoles por la noche, cuando el helicóptero en el que viajaba chocó con otro, en el aeropuerto de la ciudad costera de Manta. Junto a ella también murió su hija, Claudia Ávila, de 17 años, y cinco oficiales, miembros de las tripulaciones de ambas naves, que realizaban maniobras nocturnas por el 53º aniversario del Ejército. Larriva, de 50 años, llegó al Ministerio de Defensa la semana pasada, tras ser designada hace un mes por el presidente, Rafael Correa, que tomó posesión de la jefatura del Estado el 15 de enero.

Una mala maniobra pudo ser la causa del choque de los helicópteros, según explicó ayer el vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, citando fuentes castrenses. Según testigos, en el momento de la tragedia sobrevolaban el área también otros helicópteros. “Eran de tipo Gacela y uno intentó rebasar al otro. Rozaron las aspas de ambos y se destrozaron. Inmediatamente explotaron en el aire”, narró Andrés Chinga, quien se encontraba cerca de la zona.

Larriva se convirtió la semana pasada en la primera mujer en ocupar el Ministerio de Defensa en la historia de Ecuador y la primera civil durante los últimos 25 años, desde que se restableció la democracia en el país suramericano. Era presidenta del Partido Socialista ecuatoriano, al que representó en el Congreso Nacional durante el último periodo legislativo, y no ocultaba su admiración por la revolución bolivariana del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Correa aseguró ayer que su país vive “un momento muy difícil, de gran dolor” tras la muerte de la ministra Larriva. “Sólo pido al pueblo ecuatoriano rezar por la ministra, su hija y las demás víctimas”, dijo Correa, visiblemente consternado por la noticia, desde la ciudad de Manta.

Al mismo tiempo, anunció que ha solicitado la ayuda de países amigos como Francia y Chile para conocer las verdaderas causas del accidente. Ayer llegó a la Embajada de Francia en Quito la petición de que París envíe un técnico en turbinas y otro en estructuras de la empresa fabricante de los helicópteros. Correa también se puso en contacto con su homóloga de Chile, Michelle Bachelet, para pedirle que “envíe el cuerpo de investigaciones de accidentes aéreos de la Fuerza Aérea chilena”. “Ojalá que este trágico accidente cree un clima de paz ante la convulsión política que vive Ecuador”, agregó Correa.

El percance ocurrió mientras el presidente Correa y la oposición se enfrentan por la convocatoria realizada por el mandatario la semana pasada de un referéndum para que el pueblo se pronuncie sobre la Asamblea Constituyente.

Además, se produjo cerca del lugar donde se encuentra una base de vigilancia usada por militares estadounidenses para el control del narcotráfico en la región. Al asumir el cargo, Correa anunció que en 2009 terminará el convenio que permite a las tropas de EE UU mantener dicha base en territorio ecuatoriano.

Larriva planeaba mantener un encuentro la próxima semana con su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, en el que esperaba exigir una mayor vigilancia militar en la frontera. “Mientras nosotros tenemos 13 destacamentos en la frontera, Colombia tiene tres. Queremos que se refuerce la protección”, fueron las declaraciones de la ministra en su última entrevista, transmitida el pasado miércoles por la cadena de televisión nacional Teleamazonas. En ella, Larriva señaló que había sido bien recibida dentro de las fuerzas militares del país y en los destacamentos que visitó durante su breve gestión. Al mismo tiempo, subrayó la profesionalidad de los militares y afirmó que no había sentido ningún tipo de discriminación por su condición de mujer o de civil.