Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento israelí permite a Katsav dejar por tres meses su cargo

El presidente israelí solicitó una suspensión temporal de sus funciones después de que la Fiscalía recomendara acusarlo formalmente de violación y acoso sexual

La Comisión de Asuntos Internos del Parlamento israelí (Knesset) ha aceptado esta tarde la petición del presidente, Moshe Katsav, que ayer solicitó ser eximido de sus funciones durante tres meses, después de que el fiscal general del Estado, Menachem Mazuz, recomendara acusarlo formalmente de violación y acoso sexual, entre otros cargos. Ahora, los diputados estudiarán si inician o no un proceso de destitución del presidente. Según una encuesta del diario Yediot Aharonot, un 71% de los israelíes le exige que dimita inmediatamente, a lo que el mandatario se niega en rotundo.

La petición ha sido aprobada con el voto de 13 de los 25 miembros de la Comisión: los tres representantes del partido ultraortodoxo Shas, tres del Kadima -el partido en el poder-, un miembro del Partido Democrático Arabe, uno del Partido Laborista, otro del Judaísmo Unido de la Torá, dos del Yisrael Beitenu y dos del Partido de los Pensionistas.

Antes de la votación, algunos parlamentarios explicaron al periódico israelí Haaretz que habían decidido aceptar la petición del presidente tras su aparición pública de anoche, en la que perdió los nervios frente a un periodista. Katsav será reemplazado temporalmente por la presidenta de la Knesset, Dalia Itzik, que se convertirá en la primera mujer presidenta del país. El primer ministro, Ehud Olmert, mantuvo anoche un encuentro de urgencia con Itzik.

El proceso de destitución

Katsav escribió una carta a la presidenta del Parlamento en la que señalaba que el fiscal general le anunció ayer su intención de llevarle ante un tribunal criminal, "a menos que le convenza de lo contrario en una audiencia" en la que comparecerá en los próximos días. "Bajo estas circunstancias, me gustaría informar a la Comisión Permanente del Parlamento que soy temporalmente incapaz de cumplir con mis obligaciones y pido a la Comisión que apruebe esta petición", dijo.

Tras la aprobación de la solicitud de Katsav, tendrá lugar otro encuentro en el que se decidirá si se inicia o no un proceso de destitución. Para que este proceso se presente a la Comisión, la ley exige que al menos 20 parlamentarios firmen la petición.

Pero para progresar, la petición deberá contar con el apoyo del 75%, el mismo porcentaje que se necesita en el pleno para poder destituir al presidente. La diputada del frente pacifista Méretz, Zehava Gal-On, encabeza la campaña para apartar a Katzav de la presidencia mediante un proceso legislativo de destitución, y hasta ahora ha recogido al menos una treintena de firmas.