Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre acusado de matar a 13 personas en Perú

"Yo no soy un criminal, soy un limpiador, he librado a la sociedad de homosexuales y vagabundos", dijo tras ser arrestado

La Policía peruana ha detenido en la provincia limeña de Huaraz (a 90 kilómetros al norte de Lima) a un presunto asesino en serie, acusado de 13 homicidios. Tras ser arrestado, él mismo reconoció la autoría de los hechos: "Yo no soy un criminal, soy un limpiador, he librado a la sociedad de homosexuales y vagabundos", dijo.

La detención de Pedro Nakada Ludeña, de 33 años, se ha producido tras un operativo en el que han participado decenas de policías especializados en asesinatos en serie. Según la investigación, Nakada actuaba con la complicidad de un amigo, Cristian García Poncino, de 26 años, aunque éste ha negado su participación en los asesinatos.

No es el caso de Nakada, quien ha admitido a los periodistas su responsabilidad en la muerte de dos profesores, así como de varios indigentes, drogadictos y homosexuales de Huaral. "Yo no soy un criminal, soy un limpiador, he librado a la sociedad de homosexuales y vagabundos". Además, ha destacado que actuaba "por orden de Dios", que le envió para "purificar la tierra".

Según su relato, la primera victima fue un homosexual que se prostituía a pesar de que era portador del VIH; "Cuando eran personas malas no tenía remordimiento", relató. También ha confesado que en el día de Navidad asesinó a dos indigentes drogadictos y que la última de sus víctimas fue un supuesto delincuente que lo asaltó hace dos años.

El apostol de la muerte, apodo por el que le conoce la sociedad peruana, ejecutaba a sus víctimas con un tiro en la cabeza. En el momento de su detención se defendió con un arma de fuego e hirió a un policía. En el garaje de su vivienda, los agentes encontraron tres automóviles que pudo robar a alguna de sus víctimas.