Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'informe Baker' concluye que la estrategia de EE UU en Irak no es "viable"

Recomienda iniciar la retirada gradual de las tropas y un diálogo "constructivo" con Irán y Siria

El 'informe Baker' concluye que la estrategia de EE UU en Irak no es "viable"
AP

El demócrata Lee Hamilton y el republicano James Baker han presentado esta tarde en rueda de prensa las conclusiones del Grupo de Estudio sobre Irak, que presiden ambos. Tanto Hamilton como Baker han subrayado que la actual estrategia de la Casa Blanca en el país árabe no es "viable" y que EE UU debe iniciar un diálogo "constructivo" con Irán y Siria para mejorar la situación en la región. Otra de las recomendaciones del llamado informe Baker es la retirada gradual de las tropas norteamericanas, que, según esos expertos, deberían incluso haber abandonado Irak a principios de 2008.

La situación en Irak es "grave" y "se deteriora", "la violencia se está incrementando" y "los ataques a las fuerzas de EE UU continúan", ha precisado Hamilton en una rueda de prensa en el Capitolio en la que el grupo ha presentado el informe final con sus recomendaciones para reconducir el conflicto iraquí. Hamilton encabeza esta comisión independiente de expertos de alto nivel junto al ex secretario de Estado James Baker, quien ha subrayado en la misma rueda de prensa que "EE UU debe comenzar una nueva ofensiva diplomática" para tratar de mejorar la situación en Irak.

El documento que han presentado a la prensa, y que a primera hora de la mañana entregaron al presidente, George W. Bush, recoge un total de 79 recomendaciones de todo tipo y advertencias como la que alerta de que el coste de la guerra "podría incrementarse por encima del billón de dólares", ha declarado Hamilton.

Retirada gradual de las tropas

Otra de las recomendaciones más llamativas es la que plantea la retirada gradual de las tropas de combate estadounidenses, con la precisión incluso de que la mayoría de las brigadas deberían estar fuera del país a comienzos de 2008. Al mismo tiempo, el grupo aconseja un incremento de las tropas de EE UU dedicadas a entrenar a las fuerzas de seguridad iraquíes para poder acelerar el traspaso de responsabilidades a las mismas.

Lo que han dejado claro los responsables de este grupo es que la estrategia actual del presidente Bush no es "viable" y, aunque "no hay una vía que pueda garantizar el éxito, las perspectivas pueden mejorarse", según el informe.

Tras casi cuatro años de conflicto y cerca de 2.900 víctimas mortales entre las tropas de EE UU, la comisión insiste en que hay que dar un giro al rumbo actual y que Washington debe advertir al Gobierno de Bagdad de que, si no hace progresos sustanciales, reducirá el apoyo que le presta a todos los niveles. Su informe recomienda además el comienzo de un diálogo "constructivo" entre EE UU y los países vecinos de Irak (Siria e Irán), y la puesta en marcha de una nueva iniciativa para resolver el conflicto árabe-israelí.

Bush analizará las recomendaciones

El presidente Bush ha prometido analizar con detenimiento todas y cada una de las recomendaciones, aunque en numerosas ocasiones ha mostrado su rechazo a algunas de ellas, como las que plantean la retirada de tropas o un diálogo con Irán y Siria. Tras reunirse hoy con los diez miembros de la comisión en la Casa Blanca, el presidente ha reconocido que la evaluación que le han presentado "es muy dura".

El informe de la comisión Baker-Hamilton es paralelo a otra evaluación que ha ordenado Bush a los departamentos de su Gobierno y que coordina el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Una vez que haya recibido las conclusiones de ambos estudios, Bush decidirá en cuestión de "semanas, no meses", según la Casa Blanca, qué correcciones aplicará a su estrategia en la guerra en Irak.