Alemania pide explicaciones a E.ON por el apagón que afectó a 10 millones de europeos

La empresa eléctrica sufrió problemas tras hacer una desconexión de rutina y los cortes acabaron por extenderse a nueva países durante una hora

Fotografía de archivo que muestra a un campo de torres electricas en Wesseling, cerca de Colonia, Alemania.
Fotografía de archivo que muestra a un campo de torres electricas en Wesseling, cerca de Colonia, Alemania.EFE

Diez millones de personas en nueve países europeos se quedaron anoche sin luz a las 22.10 horas de ayer por culpa de un fallo, aún sin determinar, en la red eléctrica de Alemania. El problema, que duró una hora, afectó a los consumidores de dicho país, además de a Francia, Italia, Portugal y España, entre otros. El Gobierno alemán ha criticado hoy con dureza a las compañías eléctricas y ha pedido explicaciones por lo sucedido al grupo E.ON, que ha admitido ser el causante del gran apagón.

Más información
Un fallo en la red eléctrica alemana deja una hora sin luz a millones de personas en Europa

"E.ON (responsable en Alemania del tendido de alta tensión) debe explicar sin dilación lo ocurrido", ha afirmado el ministro de Economía, Michael Glos, que ha pedido al consorcio un informe detallado. Ha asegurado que su ministerio analizará el citado informe con celo y estudiará, junto con la empresa, las medidas a tomar para que algo así no vuelva a ocurrir. "Un apagón generalizado como el de anoche no sólo perjudica a la población, sino que entraña riesgos a la economía", ha subrayado. Su colega de Medioambiente, Sigmar Gabriel, se ha manifestado en términos similares y ha recordado que "el proveedor debe cumplir sus obligaciones legales" e "invertir parte de sus muy altos beneficios en la mejora de la red".

"Los tendidos antiguos tienen que sanearse y avanzar más en el trazado de líneas con más capacidad y más seguras", ha añadido el ministro para quien lo sucedido es un "aviso de que algo va mal". La jefa del grupo parlamentaria de los Verdes y ex ministra para la Protección del Consumidor, Renate Künast, ha coincidido con Gabriel en que los consorcios deben invertir en la red sus beneficios y ha recordado que "al menos eso es lo que dicen que hacen cuando intentan subir el precio del recibo de la luz". El Gobierno alemán se enfrenta desde hace años por los precios a los proveedores eléctricos, un mercado que en Alemania está dominado por cuatro grandes empresas, entre ellas E.ON.

La situación en España

E.ON ha reconocido ser el causante del apagón y que la causa fue la desconexión con carácter preventivo de una red de alta tensión -380.000 voltios- a través del río Ems, en Baja Sajonia. Un portavoz ha explicado que la decisión se tomó para facilitar la salida de los astilleros de un crucero de 294 metros de largo y 32 de ancho, el Norwegian Pearl, una medida "de rutina" que acabó en apagón porque en el momento de volver a conectar hubo problemas. La interconexión de las redes eléctricas europeas hizo el resto. Según el presidente de la Red de Transporte de Electricidad francesa, André Merlin, el corte afectó a diez millones de personas en nueve países: en el oeste y sur de Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, España, Francia, Holanda, Italia y Portugal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

En rueda de prensa, el responsable de las líneas eléctricas francesas ha admitido que la cifra podría ser superior, ya que no hay datos precisos de algunos países europeos, e incluso de Marruecos, Argelia y Túnez. Estos tres países magrebíes están vinculados a las redes europeas a través de interconexiones y, según Merlin, la que une España y Marruecos dejó de funcionar durante una hora. El gestor eléctrico francés está convencido de que había suficiente capacidad de producción, pero las interconexiones suponen que "existe una solidaridad. Todo funciona como una sola máquina", según el directivo de la entidad Pierre Bornard.

En el caso de España, Red Electrica ha explicado que la perturbación en la red provocó una desconexión de energía eólica en la localidad gaditana de Arcos de la Frontera, además de la interrupción de la interconexión con Marruecos. Esta falta de energía, unida a la inestabilidad de la red provocada por la brusca caída de la tensión, hizo que saltaran los sistemas del protección originando cortes de suministro en varias zonas de la península. A las 22.30 horas todo volvió a la normalidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS