El Ejército israelí mata a ocho palestinos en una gran operación en Gaza

En el mismo ataque muere un soldado de israel y resultan heridas otras 50 personas

Al menos ocho guerrilleros palestinos han muerto y otros 50 han resultado heridos hoy a manos de soldados israelíes durante una gran incursión en la franja de Gaza. En la misma ofensiva también ha fallecido un soldado israelí, según fuentes de seguridad palestinas y de las fuerzas armadas de Israel. Se trata de una de las mayores operaciones militares llevadas a cabo por Israel en la zona desde que, en junio, lanzara una importante ofensiva busca de un soldado secuestrado por milicianos palestinos.

Más información

En una operación denominada Nubes de otoño, los militares israelíes, apoyados por más de 20 vehículos blindados y por helicópteros y aviones no tripulados, han penetrado al amanecer en la localidad de Beit Hanun, de unos 20.000 habitantes y situada al norte de la franja de Gaza. Los soldados han entrado en el pueblo por dos direcciones y han llegado hasta el centro, donde se han desatado enfrentamientos armados con milicianos palestinos.

En los tiroteos han perdido la vida, según médicos palestinos, cinco milicianos y un agente de la policía. Sin embargo, el balance israelí habla de nueve milicianos muertos. Según el brazo armado de Hamás, el partido en el Gobierno, un soldado israelí ha resultado muerto y varios heridos, aunque el mando militar israelí no lo ha confirmado. Asimismo, excavadoras militares han arrasado campos de cultivo en las inmediaciones, una zona empleada por los milicianos para disparar cohetes contra Israel.

Condenas de la "masacre"

El primer ministro palestino, Ismail Haniya, ha calificado de "masacre" la operación israelí y ha apuntado a que es consecuencia de que Israel ha integrado al ultranacionalista Avigdor Lieberman en el Gobierno israelí. Haniya, quien ha convocado esta tarde una reunión con su Consejo de Ministros en la ciudad de Gaza para analizar la situación, ha añadido que espera que estas muertes no afecten a las conversaciones iniciadas, con la mediación egipcia, para la liberación del soldado israelí secuestrado, Guilad Shalit, a cambio de prisioneros palestinos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

También el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, del partido Al Fatah, ha utilizado el término "masacre" al "condenar firmemente" esta última operación israelí, que ha tildado además de "innoble". Además, ha descrito la operación militar como un "círculo de agresiones peligrosas e innobles de Israel, que actúa de formasistemática y sin ningún motivo", al tiempo que ha llamado a la comunidad internacional a "intervenir rápidamente para hacer cesar las agresiones y evitar un nuevo deterioro de la situación en la región". El brazo armado del movimiento nacionalista palestino Al Fatah ha pedido al Gobierno y al presidente que declaren el estado de emergencia y que se movilice a gran número de fuerzas para hacer frente a la operación en la franja de Gaza.

La operación se enmarca en una nueva campaña israelí, autorizada por el Gabinete de Seguridad del primer ministro, Ehud Olmert, para "aumentar la presión sobre Hamás y otras organizaciones terroristas para evitar que se refuercen y pongan fin al lanzamiento de cohetes contra el territorio israelí", según reza el comunicado de la reunión, hoy mismo, del Gabinete. Además, contempla la posibilidad de una ofensiva a gran escala "si es necesario".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción