Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara pide a los países que comuniquen cualquier regularización masiva de inmigrantes

Los Veinticinco aprueban en Estrasburgo una resolución sobre inmigración en la que hace referencia a España

El Parlamento Europeo ha pedido hoy a los Estados miembros que, antes de proceder a regularizaciones extraordinarias de inmigrantes, informen y consulten al resto de gobiernos de la Unión. Tras el debate celebrado ayer sobre el desarrollo de una política inmigratoria común, el Pleno ha adoptado hoy una resolución cuya votación ha vuelto a dejar patente la división que el tema suscita entre los eurodiputados: 295 votos a favor, 271 en contra y 14 abstenciones.

El texto, adoptado con el respaldo de los principales grupos (Socialista, Liberales, Verdes e Izquierda Unitaria Europea) salvo el Partido Popular Europeo, hace referencia a los procesos extraordinarios de regularización como el de España en 2005. Constata que "a falta de una política común de inmigración de la UE, los Estados miembros tienen planteamientos distintos" a la hora de afrontar las bolsas de cientos de miles de irregulares que residen en su territorio.

Pero el texto no aprueba las medidas llevadas a cabo por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero: "la regularización en masa de inmigrantes no representa una solución a largo plazo, ya que las medidas de este tipo no resuelven los problemas subyacentes".

El PP Europeo ha planteado sin éxito una propuesta alternativa que señalaba que la regularización masiva "no sólo no constituye una solución, sino que más bien agudiza el problema de la inmigración ilegal, ya que ha demostrado claramente tener un efecto llamada". Ha sido rechazada por 234 votos a favor, 316 en contra y 26 abstenciones.

Lo que sí han conseguido los conservadores es incluir en el texto final una enmienda que señala que "toda decisión sobre la flexibilización de las disposiciones relativas a la inmigración en un Estado miembro repercute en la situación que tienen los otros".

Tras la votación, el eurodiputado del PSOE Javier Moreno, ha defendido que el actual Ejecutivo español ha hecho "una normalización única con el único objetivo de poner orden al desastre migratorio que nos había dejado el Gobierno de (José María) Aznar". Según moreno, "el efecto llamada no lo produce la regularización, lo produce la economía sumergida, contra la que el Gobierno está luchando".

Por otro lado, los eurodiputados consideran que la política europea de inmigración debe hacer que la UE comparta "las responsabilidades y cargas financieras" de los Estados miembros más afectados.

"Problema que concierne al conjunto de la UE"

La inmigración ilegal que sufren los países del sur de Europa "es un problema que concierne al conjunto de la Unión Europea" y requiere "respuestas conjuntas", según ha afirmado hoy el primer ministro de Finlandia, Matti Vanhanen, presidente de turno de la UE. Las palabras de Vanhanen llegan después de que los ocho jefes de Estado y Gobierno del sur de la UE (España, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Eslovenia, Chipre y Malta) remitieran una misiva para pedir más implicación política y financiera de la UE ante este problema.

Los ocho países del sur de Europa pedían en su carta la promoción de acuerdos de repatriación de los inmigrantes ilegales, que se ayude económicamente a los países de origen y que se refuerce el control de la frontera sur de la UE.

En su mensaje, el primer ministro finlandés ha destacado que "la solidaridad se expresa mejor a través de acciones concretas". Así, se ha mostrado a favor de potenciar los recursos y las capacidades de planificación y gestión de la Agencia de control de las fronteras exteriores de la UE (Frontex), aunque ha recalcado que la responsabilidad operativa recae en los Estados miembros, que "deben tener" la capacidad de coordinar las operaciones con la agencia.