Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los golpistas de Tailandia anuncian que seguirán gobernando al lado del nuevo primer ministro

El objetivo de la Junta Militar es asegurarse de que no se produzcan abusos de poder.- El líder de los golpistas ha asegurado que nombrará a un dirigente civil dentro de dos semanas

La Junta que ostenta actualmente el poder en Tailandia seguirá gobernando tras la elección de un nuevo primer ministro, con el que pretenden trabajar codo con codo para asegurarse de que no se produzcan abusos de poder, según ha declarado este martes el jefe de los militares golpistas. "Es necesario conservar el Consejo [Militar] a fin de que no haya carencias en el Ejecutivo", ha declarado telefónicamente el general Sonthi Boonyaratglin, jefe de la Junta que derrocó, el pasado 19 de septiembre, al hasta entonces primer ministro Thaksin Shinawatra.

Los generales han asumido la jefatura del gobierno, suspendido las principales instituciones del país y restringido las libertades públicas, comprometiéndose a devolver "lo antes posible" el poder al pueblo.

Además, este martes, la Junta Militar de Tailandia ha concluido la elaboración de una constitución interina que será entregada el día 1 de octubre al rey Bhumidol para su aprobación, según ha anunciado el líder golpista. Sondhi ha explicado a la prensa que el consejo gobernante militar aún no ha decidido a quién nombrar como primer ministro, aunque ha afirmado que ha reducido su lista de candidatos al cargo. El general ha asegurado que nombrará a un dirigente civil dentro de dos semanas.

Casos de corrupción

La Comisión Anticorrupción creada por la Junta Militar se reunió ayer para empezar a estudiar los miles de casos de corrupción en los que están supuestamente involucrados el depuesto primer ministro y sus allegados. Antes del inicio de la primera reunión, la Junta Militar anunció que la comisión tendrá potestad para confiscar las propiedades que Shinawatra, sus familiares, los ministros del gobierno y sus familias pudieran haber adquirido de forma ilícita.

La creación de la Comisión Anticorrupción, presidida por el

presidente del Tribunal Supremo, Parnthep Klanarongran, fue una de las primeras iniciativas llevadas a cabo por la junta militar después de que el pasado martes tomara el control del poder y depusiera a Shinawatra.