Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Preparaos para ser bombardeados y volver a la edad de piedra"

El presidente de Pakistán revela que EE UU amenazó con machacar su país tras el 11-S si no colaboraba en la guerra contra Afganistán

Tras los atentados del 11-S Pakistán se convirtió en un aliado clave de EE UU en su campaña para derribar el régimen talibán. El apoyo supuso un gran desgaste para su presidente, Pervez Musharraf, que tenía a la opinión pública en contra. Lo que no se ha sabido hasta hoy es que al Gobierno de Islamabad no sólo le movieron razones políticas en esta decisión. Y es que, según ha confesado Musharraf en una entrevista con la CBS, Washington amenazó con atacarles si no se implicaba en la guerra.

"Estad preparados para ser bombardeados. Estad preparados para volver a la Edad de Piedra", al mejor estilo de matón de barrio, del entonces del vicesecretario de Estado Richard Armitage. Las palabras, al mejor estilo de matón de barrio, llegaron al presidente de Pakistán a través del director de su servicio de inteligencia.

"Creo que fue una observación muy grosera", ha sido el sobrio comentario de Musharraf, y ha añadido que reaccionó ante semejante bravata "de forma responsable". "Uno debe pensar y actuar en interés de su nación, y eso es lo que hice", ha afirmado Musharraf. Según el presidente paquistaní, algunas de las exigencias de EE UU eran "ridículas", incluyendo una para que suprimiera las voces que desde su país apoyaban la guerra contra el terrorismo.

"Si alguien quiere expresar su punto de vista, no podemos reprimirle", ha sentenciado.

Musharraf ha hecho estas sorprendentes declaraciones durante la grabación una entrevista con el programa 60 Minutos de la cadena estadounidense CBS que será emitida el próximo domingo.