Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alto el fuego en Oriente Próximo

Decenas de cadáveres aparecen entre los escombros en las poblaciones del sur libanés

El último balance oficial cifra en 1.200 los muertos civiles

Los servicios de rescate de la Cruz Roja han recuperado más de 100 cadáveres en los últimos tres días en diferentes puntos del Líbano, según ha informado esta tarde George Katán, portavoz de la organización humanitaria en este país. Las operaciones de búsqueda no han comenzado todavía en las aldeas fronterizas que no han sido evacuadas por Israel y que han sufrido intensos bombardeos. En Beirut, los cuerpos sin vida de 13 personas, entre ellas siete niños y un bebé, han aparecido entre los cascotes de edificios derruidos el pasado domingo, la víspera del alto el fuego.

El último balance oficial difundido antes del final de los combates, el lunes, cifraba en 1.200 los muertos civiles, número que no incluía las personas sepultadas bajo los escombros o cuyos cadáveres se encontraban en zonas de las que nadie tenía noticia. La situación al sur del río Litani es dantesca, según diversas organizaciones humanitarias consultadas por Efe. Las personas que han conseguido llegar hasta poblaciones como la fronteriza de Aita aal Shar -en cuyos alrededores se produjo el secuestro de los dos soldados israelíes que desencadenó el conflicto- describen un paisaje desolador de tierra arrasada donde nada queda en pie.

En el pueblo de Ainata han sido encontrados 17 cuerpos. En la ciudad de Tiro, que permaneció sitiada al final de la guerra, un cadáver ha aparecido en un edificio de cuatro plantas y otro se ha hallado entre las ruinas de un centro comercial, de acuerdo con las citadas fuentes. En esa misma ciudad, bajo los escombros de un edificio, ha aparecido el cuerpo de una adolescente de 16 años, según los servicios de Protección Civil. Los servicios de rescate tratan también de extraer de entre los cascotes de ese mismo bloque de viviendas los cuerpos de tres niños y un adulto.

En la aldea vecina de Kafra se ha encontrado a una pareja bajo los escombros. También en la zona de Tiro, en Srifa, siete cuerpos han sido hallados en el centro de la localidad, que está totalmente destruido. El alcalde de este pueblo ha explicado que pensaban retirar primero los cuerpos y seguir con las tareas de rescate, pero que no pueden porque los depósitos de cadáveres están completamente llenos.

En Jiam, en el sector oriental del sur del Líbano, el cuerpo sin vida del mujtar (cargo similar al de alcalde) ha sido rescatado de debajo de las ruinas de su casa, mientras que en la localidad de Kafarchuba unos tractores han sacado de entre los escombros los cadáveres de cuatro combatientes de Hezbolá.

Matanza en el barrio de Rueis

Los cuerpos sin vida de 13 personas, entre ellas siete niños y un bebé, han aparecido entre los cascotes de los edificios derruidos por los bombardeos israelíes del pasado domingo sobre el barrio de Rueis, la víspera del alto el fuego, según fuentes policiales. Entre los cadáveres, encontrados bajo las ruinas de un edificio de diez pisos, se halla también el de una mujer embarazada, han informado los servicios de rescate, que continúan las labores de búsqueda.

Los bombardeos al sur de la capital libanesa, concentrados en Rueis, donde se registraron 20 fuertes explosiones en menos de dos minutos, causaron un elevado número de víctimas debido a que sus habitantes se habían confiado con la proximidad del alto el fuego y la ausencia de ataques durante varias horas, por lo que se decidieron a acudir para ver lo que quedaba de sus casas.