Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La erupción del volcán Tungurahua amenaza a más de 20.000 personas en Ecuador

El fenómeno amenaza a más de 20.000 personas que habitan en las inmediaciones del volcán

El volcán ecuatoriano Tungurahua continúa expulsando gases, lava y material incandescente y amenaza con seguir haciéndolo según los expertos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, encargado de vigilar la evolución del volcán. Las exhalaciones de gases no se han detenido desde el pasado viernes cuando el volcán generó una gran explosión, la más fuerte desde que comenzó su actual proceso eruptivo en 1999.

El director del Instituto Geofísico, Hugo Yépez, ha indicado que anoche y esta madrugada pudieron observarse grandes bocanadas de gases y ceniza procedentes del volcán, y se escucharon fuertes detonaciones. Según ha explicado Yépez, dichas explosiones han generado "flujos piroclásticos", que son el material incandescente que baja por los flancos de la montaña, especialmente por el sector suroccidental del cráter. Ese material ha asolado varias zonas agrícolas vecinas a la montaña, ha afectado algunos pueblos y ha obligado a la evacuación de unas mil familias de la región, sobre todo las que se han visto directamente afectadas por las avalanchas de material magmático.

20.000 personas afectadas

El director del Instituto Geofísico ha comparado la actual erupción del Tungurahua con otra que hubo entre enero y noviembre de 1918, en la que generó al menos cinco pulsos de gran actividad como el actual, por lo que auguró que su actividad durará varias semanas o meses.

El fenómeno amenaza a más de 20.000 personas que habitan en las inmediaciones del volcán, de 5.029 metros de altura, mientras las autoridades han informado de unas 5.000 evacuadas de las zonas de máximo riesgo y afectadas por los "flujos piroclásticos".

El volcán se encuentra en el límite de las provincias de Tungurahua y de Chimborazo, pero el 90% de los lugares afectados por el momento se encuentran asentadas en la segunda de ellas, según las autoridades. El director de la Defensa (Protección) Civil de la provincia de Tungurahua, Mauro Rodríguez, ha indicado que unas mil familias han sido evacuadas de la zona de Cusúa y Bilbao y se han instalado albergues en las localidades de Penipe y Cotaló.

Alarma sanitaria

Rodríguez ha explicado que algunos de los afectados tienen problemas sanitarios como infecciones respiratorias por los efectos de la ceniza y ha advertido del peligro que existe en la ciudad turística de Baños, situada al pie del volcán, donde las actividades habituales no se han detenido.

La coordinadora nacional de comunicación de la Cruz Roja, Cristina Medina, ha informado de que en las provincias de Tungurahua, Chimborazo, Bolívar y Pastaza se lleva a cabo un plan de contingencia. Medina ha juzgado de "preocupante" la situación, debido a que muchas familias han perdido todas sus pertenencias y sus principales fuentes de ingreso.

Por ello, pidió a los ecuatorianos colaborar con la donación de medicinas, alimentos y ropa para las poblaciones afectadas. Además, ha hecho un llamamiento al Gobierno nacional que se haga cargo de la situación, pues hasta el momento, según ha denunciado, no han llegado a la zona recursos para afrontar la crisis.

Ayuda desde España

La ONG Bomberos Unidos Sin Fronteras enviará hoy un contingente de ayuda a la región ecuatoriana de Chimborazo. Según la ONG, se trata de un equipo de cooperantes provistos de una planta de potabilización de agua de emergencia así como un cargamento de mascarillas para la población. Viajarán tres bomberos especializados en potabilización de agua, uno especializado en logística y un coordinador jefe.

Este dispositivo, que a su llegada a Ecuador valorará la necesidad de enviar personal médico según las necesidades que se encuentren, se activa gracias a un convenio ante emergencias suscrito entre el Ayuntamiento de Madrid y Bomberos Unidos Sin Fronteras.