Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Escalada militar en Oriente Próximo

Más de cien muertos y 250 heridos en cuatro días de ataques israelíes contra Líbano

Siria ofrece su apoyo a Líbano mientras continúan los bombardeos de infraestructuras por parte de Israel y la lluvia de cohetes Katiusha del grupo armado

Más de cien muertos y 250 heridos en cuatro días de ataques israelíes contra Líbano

La guerra entre Israel y el grupo fundamentalista libanés Hezbolá prosigue por cuarto día: mientras la aviación israelí destroza los cuarteles de la milicia chií y se ceba en las infraestructuras del país vecino, el grupo armado hace caer una lluvia de cohetes Katiusha sobre las ciudades del norte de Israel, que se han vaciado literalmente ante el ataque. Al menos 36 civiles libaneses han muerto, 18 mientras huían del país, y otros 69 han resultado heridos en los múltiples ataques a lo largo del día, con lo que aumentan a 101 los fallecidos y a 250 los heridos desde el inicio de la ofensiva. De lado israelí, hay ocho heridos hoy.

"Situación de seguridad especial". El Gobierno israelí ha declarado hoy que el país se encuentra en "situación de seguridad especial", lo que permitirá a las autoridades decretar el cierre de instituciones y lugares públicos según considere oportuno. El ministro de Defensa, Amir Peretz, ha decretado esta medida, que es algo menos radical que el estado de emergencia.

Un portavoz gubernamental ha explicado que, de momento, el nuevo estatus se aplicará sólo en el norte del país, donde han caído hasta ahora los misiles lanzados desde el Líbano por la guerrilla chíi Hezbolá, pero que podrá aplicarse en otras regiones si sigue agravándose la situación. Es la primera vez que Israel decreta una "situación de seguridad especial". Hasta ahora sólo existía el concepto de estado de emergencia y el de normalidad.

Líbano pide un alto fuego. El primer ministro libanés, Fuad Siniora, ha pedido un inmediato alto el fuego bajo el patrocinio de la ONU y que la comunidad internacional ayude a Líbano a extender su soberanía al sur del país, controlado por Hezbolá. Siniora ha responsabilizado a Israel de las pérdidas económicas y humanas causadas por los ataques israelíes y ha pedido ayuda árabe e internacional para reconstruir el país.

La paz "ha fracasado". La Liga Arabe considera que el proceso de paz para Oriente Próximo "ha fracasado" y piden la intervención directa del Consejo de Seguridad de la ONU para poner fin a los ataques israelíes. Así lo ha manifestado esta tarde el secretario general de la Liga Arabe, Amro Musa, al término de una reunión de emergencia de los ministros de Exteriores de ese organismo celebrada en El Cairo para tratar de las "agresiones" israelíes.

Contra los puertos de Beirut y Trípoli. A primera hora de la mañana, la aviación israelí ha atacado Trípoli, la segunda ciudad más importante de Líbano y situada a 90 kilómetros al norte de Beirut. Es la primera vez que Israel bombardea esta región, cerca de Siria, desde el comienzo de las hostilidades hace cuatro días. Tres personas han muerto. Ya por la tarde, el Ejército israelí ha lanzado misiles sobre el puerto de Trípoli en el ataque más duro contra el país desde que comenzaran los bombardeos.

Además, aviones del Ejército israelí han atacado esta tarde el centro de Beirut por primera vez. Han alcanzado el faro, que está en llamas, y el puerto. También han bombardeado las ciudades de Junieh y Amchit y una posición del Ejército libanés en Talet el Jayar en la región norteña de Batrun, donde ha muerto un militar y 11 han resultado heridos. Israel ha seguido bombardeando hoy puentes, depósitos de combustible y plantas de gas al sur y este del país. Además, los ataques han destruido el cuartel general del líder de Hezbolá, al que Israel ha amenazado con "liquidar".

18 muertos mientras huían. Una bomba ha destrozado una camioneta repleta de civiles que huían de su pueblo al sur del país, Shamad el Bayada, causando 18 muertos.

Hezbolá lanza cohetes Katiusha contra Israel. Al menos ocho personas han resultado heridas por la caída de varios cohetes Katiusha lanzados á lo largo del día por la milicia Hezbolá sobre Tiberíades, una ciudad del norte de Israel situada a unos 35 kilómetros de la frontera con Líbano. Es la primera vez en más de 35 años que Tiberíades es atacada.

Tres soldados desaparecidos y uno muerto. Hezbolá ha lanzado un misil de fabricación irání (y no un avión no tripulado y cargado de explosivos, como se informó en un principio) contra un barco de guerra israelí amarrado a 16 kilómetros de la costa libanesa. Tres soldados de la Marina israelí se encuentran desaparecidos, y uno más ha sido hallado muerto. El ataque ha incendiado el buque, causándole graves daños. Tras sofocarse el fuego, se comprobó que faltaban cuatro marineros. El barco, con una dotación de 80 soldados, ha sido remolcado a territorio israelí. El líder de Hezbolá, Hasán Nasralá, se ha responsabilizado del ataque contra el barco, que estaba participando en el ataque contra este grupo armado. La milicia chií ha lanzado hoy dos docenas de misiles contra la ciudad israelí de Nahariya.

El respaldo de Siria. El partido Baaz, que gobierna Siria desde 1963, ha expresado hoy su apoyo a Líbano y a Hezbolá en el conflicto que enfrenta a este grupo armado con Israel. "El pueblo sirio está listo para ofrecer todo su apoyo a los libaneses en su resistencia heroica ante la bárbara agresión israelí", ha asegurado en un comunicado. Siria es el principal aliado de Hezbolá en la zona. Sus soldados y servicios secretos controlaron Líbano durante años, hasta su retirada el año pasado.

La visita de Solana. El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior y Seguridad Común, Javier Solana, viaja hoy a Oriente Próximo para entrevistarse con las partes implicadas en el conflicto, según ha anunciado el ministro de Exteriores finlandés y presidente de turno del Consejo Europeo, Erkki Tuomioja. El responsable comunitario ha pedido a Hezbolá que deje de atacar a Israel, al Gobierno libanés que controle a las milicias y a Israel que no haga un "uso desproporcionado de la fuerza". Además, ha anunciado que esta tarde se celebrará en Ginebra una reunión para coordinar el envío de ayuda humanitaria a Gaza.

Vuelven los españoles. A las 15.40 horas ha aterrizado en la base aérea madrileña de Torrejón de Ardoz el avión Boeing 707 fletado por el Ministerio de Defensa para repatriar a 116 españoles y diez extranjeros que solicitaron a la Embajada ser evacuados de Líbano. Tres autobuses protegidos por las fuerzas de seguridad españolas trasladaron a esas personas de Beirut a Damasco ayer. Entre los 126 repatriados hay 16 niños, y cuatro italianos, dos holandeses, un estadounidense, un británico, un marroquí y un egipcio.

Mensaje de Bush a Siria.. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha instado a Siria a que ejerza su influencia sobre Hezbolá para que detenga sus ataques contra Israel. En la rueda de prensa conjunta con el presidente ruso, Vladímir Putin, tras su reunión en San Petersburgo, el mandatario norteamericano ha culpado al grupo armado de la escalada de enfrentamientos en la zona. "La mejor forma de frenar la violencia es que Hezbolá baje los brazos y deje de atacar", ha asegurado. "Ésa es la solución a corto plazo. A largo plazo, todos los países del mundo y los de la zona deberían apoyar a aquellos que apoyan el avance de la democracia", ha dicho Bush.

La ONU evita pronunciarse sobre crisis

El Consejo de Seguridad ha evitado pronunciarse ni tomar medidas para resolver la crisis del Líbano. En una sesión con carácter urgente, solicitada por el Gobierno de Beirut, los 15 miembros del Consejo sólo han logrado consensuar una breve declaración a la prensa, en la que se expresaba el apoyo a la misión enviada por el secretario general, Kofi Annan, a la región.

El representante del Líbano, Nouhad Mahmoud, ha acusado a Israel de lanzar una "brutal agresión" contra su país. Por su parte, el embajador de Israel, Dan Guillerman ha justificado las acciones de su país como una reacción a los ataques continuados de Hezbolá. El diplomático de EEUU ante la ONU, John Bolton, ha expresado su preocupación por la frágil democracia del Líbano y ha reiterado su llamamiento al gobierno libanés para que desarme y desmantele las milicias chií y extienda su autoridad a todo el territorio.

Más información