Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Casa Blanca descarta que el derrumbe de un edificio en Manhattan sea un atentado

Una explosión de gas ha podido provocar el hundimiento de un inmueble en Nueva York

Una explosión ha provocado el derrumbe de un edificio en el barrio neoyorquino de Manhattan. Según un miembro del servicio de bomberos, "parece una explosión, aunque todavía no está confirmado". La Casa Blanca ha descartado que se trate de un ataque terrorista. El derrumbe se ha producido en torno a las nueve de la mañana (15.00 hora peninsular española) en un edificio con tres plantas. Un policía ha asegurado que en interior hay personas atrapadas.

El edificio se encuentra situado al noreste de Manhattan, en una zona conocida como Upper East Side. En su interior, además de apartamentos, había un salón de belleza y varias consultas médicas.

"Hasta lo que sabemos, podemos asegurar que no tiene relación con acciones terroristas", ha dicho el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snou. Los edificios colindantes al siniestrado han sido evacuados para evitar otros incidentes.

Un portavoz de los bomberos de Nueva York ha explicado a la cadena de televisión ABC que poco antes de la explosión recibieron una llamada desde el interior del edificio que parece apuntar a la posibilidad de un intento de suicidio de su propietario, el médico Nicholas Bartha. Las autoridades investigan la posibilidad de que Bartha se dejara abierta la llave del gas del horno y que una chispa haya provocado la explosión.

Al parecer, al menos diez personas han resultado heridas en este accidente. Cinco de ellas estaban en el interior del inmueble y los otros cinco son bomberos que han acudido a sofocar el fuego.

Los medios locales han informado de que el inmueble se derrumbó hacia las 8.30, hora local, y algunos testigos apuntan que hubo una explosión fortuita previa, lo que podría haber originado el fuego posterior. Un testigo presencial reconoce que el impacto ha sido "demasiado fuerte para ser una explosión de gas".