Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pinochet dice que ha vendido sus condecoraciones "para poder vivir"

El ex dictador chileno aegura que la justicia ha embargado todos sus bienes

El ex dictador chileno Augusto Pinochet afirmó hoy que ha tenido que vender sus condecoraciones "para poder vivir", pues la justicia tiene todos sus bienes embargados. Las declaraciones las hizo el militar durante el interrogatorio por una demanda civil presentada en su contra por la hija de una de las víctimas de la "Caravana de la Muerte", que le reclama una indemnización de 740.000 dólares.

"Pero si nosotros ya no tenemos plata. Yo no tengo más plata para vivir, me lo tienen todo congelado. Hemos tenido que vender mis condecoraciones para poder vivir", respondió Pinochet, según dijo a Efe el abogado demandante, Adil Brcovic, quien elaboró las preguntas.

Pinochet está procesado como autor de evasión tributaria y falsificación de pasaportes, caso que lleva el juez Carlos Cerda, quien investiga el origen de las millonarias cuentas secretas que el ex dictador mantenía en el extranjero, causa en la que se han embargado gran parte de sus bienes.

El interrogatorio fue dirigido por el juez Raúl Rocha, y estuvieron presentes, además de Brcovic, el abogado del ex gobernante de 90 años, Fernando Rabat, el receptor judicial Patricio Silva, parte de su guardia y su médico.

La "Caravana de la Muerte" fue una comitiva militar encabezada por el general Sergio Arellano Stark que en 1973 ejecutó a 75 presos políticos en un recorrido por Chile. "No me acuerdo", esas cosas son "muy antiguas" y "ha pasado mucho tiempo", contestó Pinochet al ser consultado sobre si mandó a Arellano Stark como juez para acelerar los procesos contra los presos políticos y otros detalles relacionados con la "Caravana de la Muerte".

"Lúcido y con muy buena memoria

Tras la diligencia, el abogado demandante sostuvo una conversación informal con Pinochet, en la que éste se mostró "sociable, lúcido y con muy buena memoria", comentó el letrado que es también querellante en otras causas por violaciones a los derechos humanos. Manifestó que tuvo delante "a dos Pinochet: El olvidadizo que durante el interrogatorio no se acordaba de nada y, después, sociable, de buena memoria, contador de historias y amable".

La demanda civil fue interpuesta en el 2002 por Jessica Tapia Carvajal, la hija del dirigente sindical de los trabajadores del cobre Benito Tapia, uno de los ejecutados por la "Caravana de la Muerte" en la ciudad de Copiapó, a 804 kilómetros al norte de Santiago, en octubre de 1973.

Pinochet fue sometido a proceso en el 2001 como encubridor de los 75 crímenes de la "Caravana de la Muerte", pero en julio del 2002 y sobre la base de un diagnóstico de "demencia vascular irrecuperable", la Corte Suprema lo sobreseyó, aunque el caso fue reabierto a comienzos de este año.