Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush afirma que EE UU frustró un ataque de Al Qaeda al edificio más alto de Los Ángeles

Se trata de la torre 'US Bank', edificada en 1990 y de 310 metros de altura

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, ha revelado hoy que la red terrorista Al Qaeda planeó un ataque aéreo contra el edificio más alto de la ciudad de Los Ángeles (California), el US Bank Tower, poco después de los atentados del 11 de septiembre de 2001. La estrecha colaboración entre EE UU y sus aliados lograron frustrar el atentado "a principios de 2002, cuando una nación del sudeste asiático detuvo a un miembro clave de Al Qaeda", ha dicho Bush, sin precisar qué país, en un nuevo discurso sobre la lucha contra el terrorismo pronunciado en Washington.

Aunque el presidente ya había mencionado anteriormente que los terroristas intentaron atacar en la costa oeste del país, en esta ocasión ha sido algo más explícito y ha dado a conocer datos, hasta ahora confidenciales, de esa trama. Bush ha precisado que "mientras los estadounidenses se estaban recuperando de un golpe sin precedentes, Al Qaeda estaba ya ocupada planeando el próximo atentado".

"Sabemos que, en octubre de 2001, Jalid Sheij Mohamed, el cerebro de los atentados del 11-S", había diseñado un plan para que un grupo de terroristas con bombas en sus zapatos secuestrasen un avión y lo estrellasen contra el edificio más alto de la costa oeste", el US Bank Tower de Los Ángeles, conocido también como Library Tower porque está al lado de la biblioteca de la ciudad. En esa ocasión, los terroristas elegidos para la misión no eran de origen árabe como los del 11-S, sino que Mohamed, -quien fue capturado en Pakistán en 2003-, "buscó hombres del sudeste asiático" que no levantaran tantas sospechas. Cuando los reclutó, los llevó a Afganistán para reunirse con el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, y comenzar los preparativos de su ofensiva.

La torre de 'Independence Day'

El edificio, diseñado por el arquitecto Henry N. Cobb y terminado en 1990, tiene 73 pisos y 310 metros de altura. En su cúpula hay una especie de corona que sirve de helipuerto y que se ilumina por la noche. En la película Independence Day es lo primero que destruyen los aliens. Bush ha hecho hincapié al afirmar que se logró frustrar el atentado "a principios de 2002, cuando una nación del sudeste asiático detuvo a un miembro clave de Al Qaeda", aunque no ha concretado ni el nombre del país ni el del terrorista. Una de sus asesoras de Seguridad Nacional, Frances Fragos, ha señalado después que no pueden desvelar porque ni esa nación ni ninguna de las otras que colaboraron en la misión "quieren ser nombradas".

Lo que sí ha dicho es que fueron cuatro países asiáticos los que ayudaron a EE UU a desbaratar el ataque. Bush ha insistido en que, desde el 11-S, EE UU y sus aliados de la coalición han desbaratado "un cierto número de tramas terroristas de Al Qaeda, incluidas algunas contra objetivos" en este país. En concreto, y según los datos revelados hasta el momento, Estados Unidos habría impedido tres ataques su territorio, dos que habrían utilizado el método del secuestro aéreo para atacar la costa oeste y la costa este y un tercer caso de atentado con bomba sucia, del que se responsabiliza a José Padilla.

En su discurso, pronunciado en la sede de la Asociación de la Guardia Nacional en Washington DC, el presidente ha subrayado que "en esta lucha entre la libertad y el terror, cada nación tiene sus responsabilidades y ninguna puede permanecer neutral". Con la ayuda de los aliados que, según el presidente actualmente suman más que nunca antes, Bush ha asegurado que mantendrá la lucha contra el terrorismo en todos los frentes posibles. "EE UU no esperará a ser atacado de nuevo y no cejará en su empeño de capturar a los terroristas en los lugares donde viven para proteger a los estadounidenses", ha añadido.