Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia británica condena al clérigo musulmán Abu Hamza a siete años de cárcel

El imán radical ha sido declarado culpable de 11 de los 15 cargos de los que se le acusaba entre ellos incitación al odio racial y conspiración terrorista

El jurado del tribunal londinense de Old Bailey ha declarado hoy al clérigo musulmán Abu Hamza culpable de 11 de los 15 cargos de los que estaba acusado, entre ellos el de incitar al asesinato, poseer unas cintas de vídeo y audio destinadas a incitar al odio racial y conservar documentación lista para ser utilizada con fines terroristas, y lo ha condenado a siete años de cárcel.

MÁS INFORMACIÓN

Las autoridades estadounidenses han pedido la extradición del clérigo, de 47 años, por delitos relacionados con el terrorismo. Tras su arresto se encontraron más de 3.000 cintas de vídeo y 600 de audio de sus sermones, así como un manual, la enciclopedia de la Afghani Yihad en la que se identificaban la Torre Eiffel, la Estatua de la Libertad y el Big Ben como posibles objetivos terroristas.

Entre las grabaciones que pudo escuchar el jurado durante el proceso destaca una en la que Abu Hamza al Masri justifica el asesinato de no musulmanes. "Matar a un infiel, sea cual sea el motivo, se puede decir que está bien, aunque no haya razón de hacerlo", indica la cinta.

El jurado pudo escuchar otra grabación realizada en septiembre de 1999 llamada Adhesión al Islam en el mundo occidental. En la grabación dice: "Matar a un adúltero, aunque sea musulmán, está bien, matar a un infiel que esta luchando contra ti está bien". Asimismo, el imán señala que el credo islámico debe ser extendido con la ayuda de la violencia. "La propagación del Islam necesita de una espada y tambien se necesita esfuerzo", explica a los fieles. Respecto a los musulmanes que venden alcohol subraya: "Hay que asegurarse de que la persona que le dio la licencia para que abriera la tienda no exista más en la tierra. Acabemos con él".

Durante el juicio la fiscalía explicó cómo durante un registro en la mezquita de Finsbury Park, al norte de Londres, donde el clérigo daba sus sermones, la Policía pudo encontrar además pasaportes falsos, cuchillos y distintas armas.

Sermones orientativos

Abu Hamza se declaró inocente de todos los cargos de los que se le acusaba e indicó durante el juicio que sólo se ha dedicado a ofrecer orientación a los musulmanes sobre las formas en las que debían actuar. El director de la fiscalía, Ken Macdonald, dijo que "actuaciones como las de Abu Hamza no forman parte de un ejercicio legítimo del derecho a la libertad de expresión sino que lo que hacen es amenazar a propósito la diversidad".

El clérigo se encuentra en prisión desde mayo del año 2004 cuando fue arrestado a petición de las autoridades estadounidenses. Las autoridades de Washingon le acusan de establecer un campo de entrenamiento terrorista en el estado de Oregon, de su participación en un secuestro en Yemen y de financiar el entrenamiento de terroristas en Afganistan. De momento permanecerá en la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, a las afueras de Londres.