Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión para el desarme asegura que el IRA sigue reclutando y entrenando a sus miembros

Este análisis refuerza la opinión de Londres y Dublín, que identifican a la banda como el principal obstáculo para restaurar la autonomía en el Ulster

El Ejército Republicano Irlandés (IRA) aún recluta y entrena voluntarios en prácticas terroristas, una situación que dificulta el avance del proceso de paz en Irlanda del Norte, según ha confirmado hoy el último informe de la Comisión Internacional de Control (IMC). Según la IMC, supervisora de las actividades de los grupos terroristas del Ulster, el IRA también está "profundamente" implicado en actos delictivos, como contrabando de tabaco y combustible y redes de blanqueo de dinero.

Asimismo, el informe, divulgado por los gobiernos británico e irlandés, indica que miembros del grupo terrorista son los responsables del asesinato del camionero norirlandés Robert McCartney, apuñalado el pasado enero a la salida de un bar de Belfast, aunque descarta que la dirección de la banda armada autorizase esa acción. Este análisis del estado de la tregua decretada por el IRA en 1997 refuerza la opinión de Londres y Dublín, que identifican a la banda como el principal obstáculo para restaurar la autonomía de la provincia, suspendida desde octubre de 2002 por un supuesto caso de espionaje de la organización terrorista en oficinas gubernamentales.

La IMC celebra, no obstante, que la banda armada haya abierto un proceso de debate interno sobre su futuro. La Comisión se refiere al proceso iniciado tras la oferta del presidente del Sinn Fein (brazo político del IRA), Gerry Adams, quien pidió este 6 de abril al grupo terrorista que abandone la lucha armada y se acoja a la vía política. Mientras las partes implicadas en el proceso de paz aguardan la decisión del IRA, el Sinn Fein ha reiterado hoy el compromiso de su brazo armado con el proceso de paz, al tiempo que ha criticado las conclusiones de un informe al que atribuye "muy poca credibilidad". En la misma línea parlamentario del Sinn Fein Alex Maskey ha recordado que la Comisión es un "instrumento" al servicio de las agencias de espionaje británicas en Irlanda del Norte y que fue creada por Londres y Dublín para "discriminar" a su partido.

Piden una postura "definitiva y creíble"

La IMC también advierte de que el IRA tiene aún capacidad para reiniciar una "campaña" militar contra las fuerzas de seguridad norirlandesas y británicas, pero cree que no tiene intención de romper la tregua decretada hace nueve años. Sobre esta cuestión, el jefe de la Policía norirlandesa (PSNI), Hugh Orde, ha opinado que el fracaso, el pasado diciembre, de las conversaciones de paz con los gobiernos británico e irlandés no es razón suficiente para que el IRA ponga fin a su alto el fuego.

Aquellas negociaciones fracasaron en el último momento debido a que el mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), del reverendo Ian Paisley, rechazó sentarse en el Gobierno de poder compartido entre católicos y protestantes con el Sinn Fein por la negativa del IRA a fotografiar su último acto de desarme. Tras conocer el informe, el ministro británico para Irlanda del Norte, Peter Hain, ha exigido al IRA el fin de la violencia para reactivar el alicaído proceso de paz. "Debe haber una claridad cristalina por parte del IRA sobre el término de la actividad paramilitar y criminal", señaló Hain, al instar a la banda a adoptar una postura "definitiva y creíble".

Por su parte, el Gobierno irlandés ha calificado de "perturbador" el análisis efectuado por la Comisión sobre el estado de la tregua decretada por el IRA hace nueve años. En un comunicado, Dublín recalca que el proceso de paz sólo avanzará si los grupos paramilitares que operan en la provincia cumplen con los contenidos del acuerdo del Viernes Santo (1998) y completan su desarme. "Las conclusiones del informe revelan la existencia de una situación perturbadora, la continua actividad delictiva de los grupos paramilitares, tanto republicanos como unionistas", dice la nota. De hecho, el texto de la IMC indica que la Asociación para la Defensa del Ulster (UDA), la mayor fuerza paramilitar protestante de la provincia, también está implicada en un gran número de actividades criminales.