Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Qaeda reivindica el atentado contra un consulado de EE UU en Arabia Saudí

Una página en Internet difunde un comunicado de la rama saudí de la red terrorista

La rama saudí de le red terrorista Al Qaeda ha reivindicado en una página islamista de Internet el ataque sin precedentes cometido ayer en Arabia Saudí contra el Consulado de Estados Unidos en Yedda (oeste), y afirmó que varios asaltantes pudieron huir después de la operación. El ataque se saldó con al menos 12 muertos: cuatro agentes de seguridad, cinco empleados del consulado -ninguno de ellos estadounidense- y tres terroristas.

"Vuestos hermanos del mártir Abus Anes Al Chami invadieron un bastión de los cruzados norteamericanos en la península de los árabes, en Yedda", afirma el comunicado.

"Pudieron retirarse del consulado y llegar a lugar seguro, después de perder dos mártires, que cubrieron la retirada de los muyaidines, tres de ellos heridos y están siendo cuidados", añade el comunicado firmado por la Organización Al Qaeda de la Península Arábiga

Tres horas de asedio

Los terroristas no utilizaron métodos sutiles para penetrar en una auténtica fortaleza como es el consulado estadounidense en Yeda. Llevaron un coche bomba hasta la puerta sur del edificio y, antes de que la guardia reaccionara, descendieron del vehículo y lo hicieron explotar. Casi al unísono lograron arrojar varias granadas contra el perímetro y la garita de seguridad, según testigos que aparecieron en las cadenas de televisión árabes.

Una vez dentro del perímetro, algunos de los terroristas lograron abrirse paso hasta el interior del edificio, donde tomaron 18 rehenes y se atrincheraron. Durante casi tres horas, las fuerzas especiales saudíes, apoyadas por 200 efectivos y tres helicópteros, se enzarzaron en un intercambio de disparos casi ininterrumpido hasta recuperar el control de la sede diplomática.

Los terroristas siguen "activos"

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, declaró que el atentado demostraba que "los terroristas aún están activos" y por eso era "muy importante" que las elecciones en Irak se celebrasen el próximo 30 de enero. Bush afirmó que el objetivo de los terroristas es lograr, mediante su "disposición a matar al azar, a matar a gente inocente", que las fuerzas de EE UU abandonen Irak y Arabia Saudí.

Desde el pasado mayo, todas las instalaciones de EE UU y extranjeras en general están fuertemente vigiladas por los cuerpos de seguridad saudíes, después de que algunas de ellas fueran atacadas por grupos de radicales islamistas. El ataque de ayer es el primero que se produce a la luz del día.