Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez británico tilda de "monstruosa falta de justicia" la situación de los presos de Guantánamo

Lord Steyn insta al Gobierno de Tony Blair a condenar "la ilegalidad total" de la base militar estadounidense

El principal juez del Reino Unido, Lord Steyn, ha considerado hoy que la situación de los 660 detenidos en el centro militar estadounidense de Guantánamo (Cuba) constituye una "monstruosa falta de justicia". Hace dos semanas, el Tribunal Supremo de EE UU decidió escuchar los argumentos de los abogados de los detenidos, que desde hace dos años permanecen presos sin que se les aplique el Convenio de Ginebra para cautivos de guerra. Washington los considera "combatientes enemigos", un término ambigüo que en la práctica se traduce en mantenerlos sin una acusación concreta y sin posibilidad de defenderse.

Lord Steyn se ha unido hoy a las voces que piden un cambio drástico en la situación de los presos, pertenecientes a más de cuarenta nacionalidades, la mayoría de ellos detenidos durante la campaña bélica en Afganistán tras los atentados del 11-S. "Como hombre de ley que admira los ideales de democracia y justicia americanos, debo decir que observo la situación en Guantánamo como una monstruosa falta de justicia", ha señalado el juez durante un discurso recogido por la cadena británica Channel 4.

"La cuestión es averiguar si la calidad de la justicia que reciben los prisioneros de Guantánamo está acorde con las mínimas normas internacionales exigidas para que un proceso judicial sea justo. La respuesta puede darse brevemente, se trata de un no rotundo", ha continuado el magistrado.

El veterano magistrado ha instado al Gobierno de Tony Blair a condenar la situación de ilegalidad en la que están sumidos los detenidos, 8 de ellos de nacionalidad británica. "Sería aconsejable hacerse la siguiente pregunta: nuestro Gobierno debería franca y públicamente exponer sin ambigüedad su condena de la ilegalidad total de la base de Guantánamo".