Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA TRANSICIÓN EN IRAK | El papel de la ONU

EE UU presenta otra propuesta sobre Irak sin las enmiendas de Rusia, Alemania y Francia

Rusia insiste en reclamar un papel central de la ONU en la reconstrucción del país

Estados Unidos ha presentado esta madrugada, durante una reunión a puerta cerrada en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, un nuevo proyecto de resolución sobre Irak, el cuarto. Se trata de un texto que introduce pequeños retoques al anterior documento pero que sigue ignorando las principales enmiendas propuestas por Rusia, Francia y Alemania, es decir, no define el papel de la ONU en la transición de Irak ni tampoco aporta un calendario para el traspaso de poder a las autoridades locales. Washington se ha empeñado en someterlo a votación hoy mismo y, según fuentes diplomáticas, mo hay duda de que va a ser aprobado. La cuestión es por cuántos votos.

Así, el texto no contempla la petición de que las fuerzas de ocupación sometan al Consejo "un calendario específico" para el restablecimiento de la soberanía iraquí. La nueva versión, sin embargo, admite una de las enmiendas presentadas por París, Moscú y Berlín al establecer que el mandato de la fuerza internacional debería expirar el día en que un nuevo gobierno sea elegido y preste juramento, a no ser que estas nuevas autoridades pidan lo contrario, pero deja en manos de la coalición ocupante la responsabilidad de poner esta en marcha el proceso.

Por lo demás, el texto presenta pocos cambios con respecto al que Washington presentó el lunes pasado, apoyado por Reino Unido y España, y que provocó las críticas de Rusia, Francia y Alemania. Los líderes de los tres países, Vládimir Putin, Jacques Chirac y Gerhard Schröder, acordaron un paquete de enmiendas en las que flexibilizaban su postura: ya no planteaban un traspaso de la soberanía inmediata a los iraquíes, pero exigían a Washington que indicara cuándo iba a hacer efectivo ese traspaso a través de un calendario específico. El borrador estadounidense sólo marcaba que el Consejo de Gobierno iraquí tenía que presentar un calendario para redactar una Constitución y celebrar elecciones antes del 15 de diciembre.

Votación, esta tarde

Tras presentar el texto, el embajador estadounidense ante la ONU, John Negroponte, ha anunciado que pedirá que la votación se celebre esta misma tarde. Sobre esta celeridad, ha señalado: "Nosotros no forzamos la situación, hace seis semanas que presentamos este texto". El diplomático ha asegurado que EE UU ha hecho "todos los esfuerzos para tener en cuenta los puntos de vista de varias delegaciones". Además, ha negado que el proyecto ignore las enmiendas: "Ellos [Francia, Rusia y Alemania, de los que sólo los dos primeros tienen derecho de veto en el Consejo de Seguridad] han propuesto cambios en seis párrafos. Nosotros hemos hecho cambios para adaptar esos conceptos, pero no hemos seguido los detalles".

Por su parte, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Igor Ivanov, ha rechazado la información que publica hoy The Washington Post y ha negado que su Gobierno, junto a los de Alemania y Francia, haya retirado la exigencia de que se otorgue a la ONU un papel central en la reconstrucción. "La postura rusa no ha cambiado. El papel principal en la reconstrucción lo debe tener la ONU", ha señalado el ministro, para el que "las fuerzas internacionales deben apoyar el proceso mientras que no se haya formado un nuevo Gobierno iraquí". En este sentido, el embajador francés, Jean-Marc de La Sablihre, ha señalado que las enmiendas fueron presentadas en conjunto, con lo que sólo se conseguiría el consenso si se aceptan todas.

Por el momento, no existen dudas sobre la aprobación del texto, según el punto de vista de algunos diplomáticos consultados por las agencias France Press, quienes han remarcado que ningún país miembro del Consejo utilizará el derecho a veto y que la resolución conseguirá al menos nueve votos. Según estas fuentes, los países que podrían abstenerse son Alemania, China, Francia, Rusia y Pakistán. Está en duda la postura que adoptará Siria, que podría abstenerse o votar en contra. Sin embargo, otras fuentes citadas por Efe afirman que la nueva resolución podría lograr hasta 14 votos a favor.

Japón aportará 1.500 millones de dólares a Irak

Japón porporcinará una ayuda financiera de 1.500 millones de dólares (algo más de 1.282 millones de euros) para la reconstrucción en Irak en 2004, según ha anunciado hoy el Gobierno nipón en vísperas de la visita de Bush. "Además, nuestro país tiene intención de proporcionar una asistencia para la reconstrucción a medio plazo y prevé hacer un anuncio con motivo de la conferencia de donantes de Madrid", ha añadido el portavoz, Yasuo Fukuda.

Según la prensa nipona, la contribución financiera total de Japón ascenderá a 5.000 millones de dólares, esencialmente en préstamos, hasta 2007. Este anuncio, ya esperado, se produce 48 horas antes de la escala del presidente Bush en Japón, país que apoya la operación en Irak.

Más información