Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK | Debate en Naciones Unidas

Francia y Alemania rechazan el proyecto de EE UU y piden más poder para la ONU en Irak

El guante lo lanzó ayer el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell: "Olvidemos las batallas del pasado". Hoy, lo han recogido el presidente francés, Jacques Chirac, y el canciller alemán, Gerhard Schröder, que han dado una respuesta en común y consensuada al proyecto de resolución sobre Irak presentado ayer por EE UU en Naciones Unidas. Ambos mandatarios han coincidido en considerar que el nuevo texto propuesto por Washington no es suficiente para encontrar su apoyo expreso.

No obstante, los dos líderes europeos, reunidos en Dresde (Alemania), han matizado que "están preparados para examinar las propuestas pero que éstas parecen lejos del objetivo prioritario: la transferencia de la responsabilidad política al Gobierno iraquí". Algo que Chirac y Schröder han deseado que ocurra "tan pronto como sea posible".

Washington planteó ayer al resto de miembros del Consejo de Seguridad de la ONU una fuerza multinacional en Irak que cuente con el paraguas de Naciones Unidas pero bajo mando militar de Estados Unidos. La razón de este cambio de rumbo de la Casa Blanca radica en las constantes complicaciones militares, económicas y políticas que encuentran sus efectivos para llevar a buen puerto la posguerra iraquí.

El canciller alemán ha aplaudido el cambio de postura en Washington pero considera que el estado de las cosas no varía tanto como para encontrar el beneplácito de su gobierno. Ha dicho que mientras Alemania y Francia se opusieron a la guerra, ahora que la comunidad internacional se enfrenta a sus efectos, apuestan por brindar ayuda para traer la estabilidad y la democracia que nunca ha tenido Irak. "Ese objetivo solo puede ser alcanzado si las Naciones Unidas asumen el liderazgo político y una administración iraquí es puesta en marcha", ha remachado.