Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre que mató a una persona e hirió a otra en una universidad estadounidense

El agresor, que estaba vestido con ropas de camuflaje, se atrincheró durante varias horas en el edificio

La policía estadounidense ha detenido, después de siete horas de angustia, a un hombre sin identificar, vestido con ropas de combate, que se había atrincherado en un edificio de la Universidad Case Western Reserve, en Ohio (Estados Unidos). El detenido había matado a una persona y herido a otra tras abrir fuego indiscriminadamente.

Un portavoz de la policía ha confirmado que hay un hombre detenido y que se ha evacuado del edificio a unas 70 personas, la mayoría empleados, ya que los exámenes finales ya han acabado y no había casi estudiantes en la universidad.

El agresor había entrado en el edificio por una ventana y había herido a dos personas, una de las cuales murió poco después en el hospital al que fue trasladada. Una portavoz de la policía, Jane Campbell, ha indicado que diez personas más han tenido que ser atendidas después de liberarlas, aunque no ha confirmado que estuvieran heridas. Mientras los agentes escoltaban a estas diez personas fuera del centro, otros policías apuntaban hacia las ventanas por si el francotirador decidía abrir fuego.

Sin motivo aparente

Los medios de comunicación locales han informado de que el atacante entró en la cafetería de la universidad a las 16.30 horas (22.30 hora española) y abrió fuego indiscriminadamente. El agresor lleva una camiseta, una gorra y una mochila de camuflaje.

"Escuchamos disparos poco después de las 16.00 horas y casi inmediatamente después la policía llegó al edificio", ha indicado el director ejecutivo de Desarrollo de la Escuela Weatherhead, Dick Bennet, que ha añadido que todavía se oyen algunos disparos. Bennet también ha explicado que se escucharon con claridad decenas o cientos de disparos que recordaban "la culminación de las fiestas del Cuatro de Julio".

Para garantizar su seguridad, la policía de Clevelant reunió en una sala del centro a unas 70 personas, ya que hubiese sido más peligroso conducirlas al exterior, y emprendió la búsqueda del asaltante. Según el jefe de policía de Cleveland, se hizo un registro "habitación por habitación, planta por planta" para encontrar al asaltante. De momento se desconoce las razones que han llevado a esta persona a realizar su ataque. El incidente coincide con la época de exámenes finales del año académico, aunque un testigo que cita la cadena de televisión CNN ha asegurado que el agresor no es un alumno del centro.