Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK | Enfrentamientos con civiles

Siete soldados heridos en un ataque con granadas contra la guarnición de EE UU en Faluga

Los habitantes de la ciudad instan a las fuerzas ocupantes a que abandonen la ciudad antes de mañana

Una guarnición de soldados estadounidenses ha sido atacada esta madrugada con granadas en la ciudad de Faluga, a 50 kilómetros al oeste de Bagdad, donde en los últimos días han muerto cerca de 20 personas por disparos de las tropas de EE UU. Al menos siete soldados han resultado heridos a consecuencia del ataque, perpetrado por dos individuos que han lanzado granadas por encima del muro que rodea el edificio donde están alojadas las tropas.

Según ha informado el capitán Frank Rosenblatt, de la 82 división aerotransportada, dos personas se han acercado al edificio hacia la 1.00 hora local (23.00 hora española) y han lanzado dos granadas por encima del muro. Siete soldados han resultado heridos, uno de levedad y los demás de diversa consideración, que han sido trasladados a hospitales de Bagdad, según ha precisado Rosenblatt, que ha añadido que también han resultado dañados dos vehículos militares.

Este nuevo incidente entre las fuerzas ocupantes y los habitantes de Faluga, de unos 40.000 habitantes, se produce cuando quedan pocas horas para que expire el plazo dado por la población para que los soldados abandonen la ciudad. El ultimátum que expira mañana, después de las oraciones del viernes.

Una ciudad muy conservadora

En este sentido, el alcalde de la ciudad, Taha Bidawi Hamed, elegido ayer para este cargo por un consejo de notables, ha matizado que los habitantes de la ciudad sólo piden que los estadounidenses salgan del centro, donde ocupan una sede del antiguo partido único Baaz, y se trasladen a la estación de ferrocarril, situada en las afueras.

El jeque religioso Jalef Abes Shibib ha añadido que Faluya es una ciudad muy conservadora, por lo que no ve con agrado que los soldados estadounidenses se paseen por la ciudad y lleven a cabo cacheos que no respetan ni a las mujeres. En todo caso, el alcalde ha señalado que, dado que acaba de ser nombrado, no puede garantizar que tras la salida de la oración de las mezquitas no se reproduzcan las violentas protestas antiestadounidenses.

Desde el domingo pasado, 16 iraquíes, al parecer todos civiles, han sido abatidos por soldados estadounidenses en esta ciudad conservadora suní. De ellas, 13 personas murieron el lunes durante una manifestación de protesta contra la presencia estadounidense en la ciudad. Otras tres murieron ayer, en una manifestación contra los incidentes del lunes. Según la versión de Rosemblatt, entre los manifestantes había infiltrados del partido Baaz y que fueron ellos los que dispararon ayer contra las tropas de EE UU, que no hicieron sino repeler la agresión y abatir a sus autores.

Garner reabre las escuelas

El general retirado estadounidense Jay Garner, gobernador de facto de Irak, ha anunciado hoy que las escuelas de primaria y secundaria reanudarán sus clases a partir del próximo sábado y ha pedido a oficiales y agentes de policía que se reincorporen a sus puestos de trabajo antes del domingo. En un comunicado de Radio Bagdad, Garner ha añadido que las universidades e institutos superiores volverán también a funcionar, pero el día 18.

Asimismo, Garner se ha comprometido a financiar la reparación de los edificios que fueron incendiadas y saqueadas en los desórdenes que siguieron a la caída de Bagdad. Mientras tanto, los principales grupos políticos iraquíes se preparan para reanudar sus conversaciones en torno a las fórmulas que permitan "llenar el vacío político" originado tras el derrocamiento del régimen de Sadam. La reunión, que se celebrará esta noche en Bagdad, tiene por objetivo preparar un gobierno provisional.

Más información