La ONU aplaza hasta mañana la condena a Cuba por las últimas ejecuciones en la isla

Costa Rica propone un nuevo texto en el que se condena explícitamente la represión del Gobierno de Castro

La más que probable condena de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU a Cuba por la ejecución de tres secuestradores de un ferry que pretendían llegar a EE UU el pasado 2 de abril se ha aplazado hasta mañana. Las enmiendas de última hora presentadas por Costa Rica y la propia delegación cubana han obligado a retrasar 24 horas la votación sobre la vulneración de los derechos humanos en la isla.

Más información

En menos de un mes, el Gobierno de Fidel Castro ha detenido a 75 opositores acusados de "conspirar" con EE UU y condenados a penas que llegan hasta los 28 años de cárcel. Asimismo, en el mismo periodo de tiempo se han producido dos secuestros de aviones, uno de una lancha y otro intento más de tomar por la fuerza una aeronave. El juicio contra los 11 secuestradores del ferry, con el que el pasado 2 de abril pretendían escapar de la isla, terminó con el fusilamiento de los tres cabecillas tres días después.

La enmienda de Costa Rica condena explícitamente la reciente ola de represión de opositores al régimen de Fidel Castro y reclama la "liberación inmediata" de los disidentes encarcelados, contrariamente al proyecto inicial de resolución que no hace referencia a dicha ola de represión y está redactado en términos más moderados. La nueva propuesta recibió el inmediato respaldo de las delegaciones de España, Países Bajos, Grecia, Francia, Bélgica, Alemania, Dinamarca y Estados Unidos.

El primer proyecto de resolución, presentado inicialmente por cuatro países latinoamericanos, Uruguay, Perú, Nicaragua y Costa Rica -si bien esta última se retiró del proyecto posteriormente- tan sólo reitera la petición realizada a La Habana para que acepte la visita de la representante del Alto Comisionado de DDHH, Frangoise Chanet.

"Doble moral y cinismo de EE UU"

En respuesta, el delegado cubano criticó la "doble moral y el cinismo con que Estados Unidos permite desde hace más de 40 años la realización y aliento del terrorismo desde su territorio contra el pueblo cubano, cuyos efectos han sido la pérdida de más de 3.000 vidas de inocentes". A continuación, presentó una segunda enmienda, que "exige el cese inmediato del bloqueo unilateral e ilegal impuesto por Washington, que constituye una flagrante violación de los derechos humanos del pueblo cubano, en particular de los derechos a la alimentación y la salud".

La enmienda cubana pide también al Alto Comisionado que evalúe "los efectos de los continuos actos terroristas realizados impunemente contra el pueblo de Cuba desde el territorio de Estados Unidos, en el pleno disfrute de los derechos humanos de la población cubana y en particular de su disfrute del derecho a la vida". El representante cubano concluyó su intervención diciendo: "basta ya, este baile de farsa ya ha finalizado, quítense las máscaras y desnuden su vergüenza ante el mundo apoyando estas enmiendas".

Por su lado, el embajador de Estados Unidos dijo que su país "hubiera preferido una resolución mucho más fuerte" y agregó que "el gobierno totalitario de Cuba debe ser condenado por este órgano por sus exacciones, como lo ha sido por Estados Unidos y otros Estados". Afirmó que el régimen de Fidel Castro es "una reliquia del pasado" y que Estados Unidos exige la liberación de todos los presos políticos y de conciencia, así como la convocatoria de elecciones libres y democráticas.

Lo más visto en...

Top 50