Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asciende a 28 el número de víctimas mortales del terremoto que afectó el oeste de México

Centenares de damnificados duermen en la calle por el temor a las réplicas

Asciende a 28 el número de víctimas mortales del terremoto que afectó el oeste de México

El Centro Nacional de Prevención de Desastres mexicano ha confirmado que la cifra de muertos del terremoto que afectó ayer al oeste del país es ya de 28 y los heridos ascienden a 334. En Colima, epicentro del seísmo, casi 500 viviendas han quedado totalmente destruidas, mientras que el nerviosismo y el desconcierto se han apoderado de sus habitantes ante el temor a nuevas réplicas.

Centenares de damnificados han optado por dormir en la calle ante la fragilidad de las viviendas y el hecho de que casi todas las víctimas fallecieron aplastadas. Además, desde que se produjo este terremoto, que tuvo una magnitud de 7,6 en la escala Richter, se han registrado hasta 16 réplicas. La menor fue de 3,9 y la mayor de 5,8, según ha informado el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

Es también en Colima, centro de la tragedia, donde se mezclan los ataúdes en las calles con los instrumentos de los equipos de rescate, que continúan buscando víctimas. Unidades del Ejército y de la Policía recorren el Centro Histórico colimense para evitar el pillaje, mientras que grupos combinados de la Cruz Roja, de los bomberos y de Protección Civil ayudan a levantar escombros y evaluar daños.

El presidente Vicente Fox ha visitado las áreas más dañadas de la zona y ha prometido una rápida reparación de los daños. "Por favor, corran la voz, vamos a ayudar a todos, nadie se tiene que preocupar", ha asegurado el presidente mexicano.

El Gobierno ha dispuesto un fondo de 2,8 millones de dólares para ayudar a paliar la emergencia por el terremoto, que se sintió en 16 de los 32 estados del país, incluido el Distrito Federal, donde no hubo víctimas, aunque sí daños menores y dramáticas escenas de pánico. En septiembre de 1985, un fuerte terremoto de 8,2 azotó la capital mexicana y dejó entre 10.000 y 20.000 muertos. En 1995 otro seísmo sacudió también el área de Colima y dejó 45 víctimas mortales.