Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CERCO A SADAM HUSEIN

Irak asegura que no aceptará nuevas condiciones de desarme de la ONU

Rusia y Francia no se opondrán a una nueva resolución mientras se limite a las inspecciones

Irak ha vuelto a lanzar un nuevo desafío a la comunidad internacional. El régimen de Sadam Husein ha advertido de que no aceptará una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que le imponga nuevas condiciones para su desarme, según ha anunciado hoy un portavoz gubernamental tras una reunión del presidente iraquí, Sadam Husein, con varios responsables.

"Irak no tratará con una nueva resolución que no sea conforme a lo que se acordó con el secretario general de la ONU, Kofi Annan", para una reanudación de las inspecciones de desarme. El Gobierno de Bagdag se refiere así a la carta enviada por su ministro de Exteriores a Annan en la que mostraba su disposición al regreso de los inspectores de Naciones Unidas sin ninguna condición.

A pesar de esa carta que abrió la puerta de la esperanza en el seno de la ONU, Washington continúa presionando para que Naciones Unidas adopte una nueva resolución del Consejo de Seguridad que prevé el recurso de la fuerta contra Bagdad si no respeta los compromisos.

Rusia exige el inmediato regreso de los inspectores

En cuanto al apoyo a una nueva resolución de Naciones Unidas, tanto Francia como Rusia han asegurado que no se opondrán, a condición de que se limite al desarme y las modalidades de regreso de los inspectores de la ONU. Hasta ese momento, tanto París como Moscú habían sostenido que una nueva resolución no era indispensable.

Pero, para Rusia lo importante y esencial es que los inspectores reanuden sus tareas de inspección en Irak, después de que Bagdad aceptara las últimas condiciones.

China, otro miembro permanente del Consejo de seguridad, sigue insistiendo en que "cualquier acción contra Irak debe basarse en un mandato de las Naciones Unidas", aunque Bush ya ha advertido que EE UU y sus aliados atacarán si lo consideran oportuno si el Consejo de Seguridad no adopta una solución.