JUSTICIA INTERNACIONAL

Pinochet renuncia a su cargo de senador vitalicio por "el bien del país"

El pasado lunes la Corte Suprema sobreseyó el caso que acusaba al ex dictador chileno de organizar la Caravana de la Muerte

Santiago de Chile - 03 jul 2002 - 22:00 UTC

El ex dictador chileno Augusto Pinochet ha renunciado a su cargo de senador vitalicio. El ex dictador ha entregado una carta de dimisión al cardenal Francisco Javier Errázuriz, quien lo ha visitado en su residencia y a quien ha explicado que dejaba el Parlamento "por el bien del país".

Pinochet ha formalizado su dimisión en una carta dirigida al presidente del Senado, Andrés Zaldívar, enviada por intermedio del cardenal arzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz Ossa, según han precisado las fuentes.

Más información

El pasado lunes, la Corte Suprema sobreseyó a Pinochet "por padecer una demencia incurable" del juicio por los crímenes de la Caravana de la Muerte, en el que estaba procesado como encubridor de 57 homicidios y 18 secuestros calificados.

Los rumores de que el ex jefe militar, de 86 años, daría este paso se incrementaron en las últimas horas, cuando un grupo de senadores de la alianza gobernante resolvieron aplazar la presentación de una petición al Tribunal Constitucional para que este organismo declarase inhabilitado a Pinochet por demencia. Se espera que en las próximas horas Andrés Zaldívar acuse recibo oficial de la dimisión de Pinochet y le dé curso.

"El único camino"

Partidos políticos, asociaciones y grupos sociales chilenos han calificado de hecho positivo la renuncia del ex dictador a su escaño en el Senado. En el Gobierno, el presidente de la República, Ricardo Lagos, ha expresado su esperanza de que la renuncia de Pinochet "traiga más tranquilidad al país", mientras que el ministro del Interior, José Miguel Insulza, ha dicho que esta decisión está en sintonía con la voluntad nacional.

Familiares de las víctimas de la dictadura han afirmado que la renuncia "el único camino" que le quedaba a Augusto Pinochet, tras ser sobreseído por "demencia incurable" por la justicia. "Era lo que esperábamos que ocurriera porque una persona que ha sido declarada inhabilitada mentalmente no puede ocupar un cargo en el Senado", ha dicho la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Viviana Díaz.

Por su parte, la decisión de Pinochet fue alabada, con matices, por políticos de la oposición de derecha y de la Concertación, la alianza que gobierna Chile desde 1990. El diputado de la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI) Iván Moreira ha calificado la decisión de Pinochet como "un gesto de grandeza frente a los ataques, el odio y la venganza". Mientras, el presidente del Partido Socialista, Camilo Escalona, ha señalado que la renuncia de Pinochet "es una buena noticia".

Lo más visto en...

Top 50