Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONFLICTO EN ORIENTE PRÓXIMO

La ofensiva en Yenín se cobra la vida de 13 israelíes y decenas de palestinos

Israel responde a las presiones de EE UU con una retirada simbólica de Tulkarem y Kalkilia

Jerusalén / Washington

La ofensiva contra los territorios palestinos en Cisjordania que desde hace varios días lleva a cabo el Ejército israelí va camino de convertirse en un auténtico baño de sangre en el campo de refugiados de Yenín, donde hoy han muerto 13 soldados israelíes -lo que eleva a 22 los uniformados muertos desde el inicio de la ofensiva hace seis días. Por el bando palestino, resulta difícil contabilizar las bajas, ya que el cerco que mantiene el Ejército hebreo sobre la localidad impide el paso de informadores y de servicios médicos, aunque se cifran ya en unos 150 los palestinos muertos.

A la vista de las crecientes presiones de EE UU, que exige al primer ministro israelí, Ariel Sharon, una retirada "inmediata", Israel comenzaba esta mañana una retirada más bien simbólica de las ciudades de Tulkarem y Kalkilia, al norte de Cisjordania, afirmando haber completado "la operación de limpieza". También se han retirado de la localidad de Yatta, de donde se han llevado a 50 prisioneros palestinos.

Sin embargo, a pesar de la retirada, las fuerzas israelíes mantienen abierta la Operación Muro Defensivo en las localidades de Ramala, Belén, Nablús y Yenín, donde las bajas aumentan cada día y donde se libran violentos combates entre los soldados judíos y los milicianos palestinos.

Según varios dirigentes palestinos, ya han muerto más de 150 personas y los heridos no pueden recibir atención médica, ya que el Ejército no permite la entrada de ambulancias. Varios testigos han asegurado que el 50% de las viviendas del campo han sido derruidas, por los bulldozers, por lo que el número de víctimas puede aumentar.

Mientras, en el bando israelí, el Ejército ha confirmado la muerte de 13 soldados en una emboscada en el campo de refugiados. Se trata del incidente más sangriento contra soldados israelíes desde que comenzara la actual Intifada. Con este incidente, son ya 22 los soldados hebreos que han fallecido sólo en el campo de Yenín. Precisamente a raíz de la emboscada que ha costado la vida a estos 13 soldados, Sharon ha declarado esta tarde que la ofensiva en Cisjordania "continuará hasta que se desmantele la estructura terrorista".

En el mismo sentido se ha manifestado el comandante de la zona militar central de Israel, con jurisdicción en el territorio palestino de Cisjordania, Itzhak Eitán, quien ha anunciado que la operación continuará "hasta que se rindan todos" los milicianos palestinos.En una rueda de prensa celebrada en Jerusalén, Eitán dijo que ese campo es el centro de las "infraestructuras terroristas" del movimiento integrista Yihad Islámica.

Eitán ha añadido que sus tropas han pedido en repetidas ocasiones la rendición a los palestinos del campo, donde los combates se registran "cuerpo a cuerpo" en un área de 700 metros cuadrados.

El militar ha relatado que a lo largo de las operaciones registradas en Yenín, así como en otros focos de tensión, como en el casco antiguo de Nablús, se han desmantelado numerosas fábricas de explosivos, se han confiscado armas y han sido detenidos decenas de "terroristas buscados" por este país.

Desmentido de Peres

Al respecto de la situación en Yenín, el ministro israelí de Exteriores, Simon Peres, ha desmentido haber calificado de "masacre" lo que está sucediendo en el campo de refugiados.

Estas supuestas declaraciones, difundidas por la agencia EP / AFP y atribuidas al diario israelí Ha'aretz, no se correspondían con lo declarado en realidad por el ministro de Exteriores israelí. Lo que dijo Peres, y lo que publicó Ha'aretz, es que se mostraba preocupado ante la posibilidad de que los palestinos usaran lo sucedido en el campo con fines propagandísticos y lo calificaran de "masacre".

Una nueva "mentira israelí"

Los palestinos ya han expresado su decepción por el tímido repliegue israelí que supone, para el ministro palestino de Información, Yasser Abed Rabbo, "una nueva mentira de Israel, ya que se retira de unas zonas y entra en otras".

El consejero del presidente Yasir Arafat, Nabil Abu Rudeina, ha añadido desde la ciudad cercada de Ramala que "el repliegue de las ciudades de Tulkarem y Kalkilia no tiene ningún significado".

Por su parte, la Casa Blanca, por medio de Ari Fleischer, ha comentado la retirada con sólo dos frases. Fleischer la ha calificado de "un buen comienzo", pero espera que continúe con el repliegue de otras zonas de Cisjordania.

Día de los Mártires del Holocausto

Con el ulular de las sirenas durante dos minutos en todo el país en memoria de las víctimas, la comunidad judía, mayoritaria en Israel, ha conmemorado el día de los Mártires y los Héroes del Holocausto. Los actos con motivo de la jornada en que los israelíes recuerdan a las víctimas de la Shoá (Holoausto) han comenzado esta mañana con la entrega de ofrendas florales en el monumento en memoria de los combatientes judíos contra los nazis en el ghetto de Varsovia, que fue arrasado por los soldados del Tercer Reich alemán.

Más información