Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

Tropas de EE UU ocupan un reducto de Al Qaeda en su búsqueda del 'mulá' Omar

El Pentágono cree que aún puede haber bolsas de resistencia de miles de talibanes

Las tropas de EE UU continúan la operación lanzada el pasado lunes para capturar al mulá Omar, líder espiritual de los talibanes huido tras la toma de Kandahar. Esta mañana, en la provincia de Helmand, 200 infantes de marina han ocupado un reducto abandonado por el grupo terrorista Al Qaeda y los talibanes, según ha informado el mayor Brad Lowell, portavoz del Comando Sur de EEUU. Se cree que en la zona puede haber aún cientos o incluso miles de talibanes.

La mayoría de los soldados de la fuerza de asalto, preparada para el combate, se trasladó en camiones y vehículos blindados, mientras que un centenar de "marines" fue trasladado en helicópteros Sea Knight.

Según Lowell, el complejo ocupado consiste en unos 14 edificios, que han sido inspeccionados para recoger información sobre los grupos ahora perseguidos por las montañas del centro de Afganistán.

"Se trata de un sitio que estuvo ocupado por Al Qaeda o los talibanes y por eso estamos revisando cualquier cosa que hayan dejado ahí", ha dicho el coronel Rick Thomas, otro de los portavoces del Comando Central cuya área de operaciones cubre 25 países desde el este de Africa a Oriente Medio y Turkmenistán.

Operación conjunta con las milicias afganas

Mientras tanto, unos 2.000 milicianos afganos se han congregado para el ataque a una población en la región montañosa de Baghran, a unos 190 kilómetros al noroeste de Kandahar, donde los servicios de inteligencia estadounidenses creen que centenares y quizá miles de talibanes protegen a su caudillo.

Fuentes militares han indicado que algunos contingentes de las fuerzas especiales acompañan a las milicias afganas que avanzaron hacia Baghran. En la táctica, hasta ahora exitosa empleada por el jefe del Comando Central, general Tommy Franks, los comandos de fuerzas especiales identifican y localizan los objetivos del enemigo que son bombardeados por los aviones estadounidenses antes del avance de las milicias afganas.

El mulá Omar escapó de Kandahar después de que el 7 de diciembre sus fuerzas negociaron la entrega de la ciudad a las milicias tribales aliadas de Estados Unidos y los servicios de inteligencia creen que ha permanecido en la provincia de Kandahar o se trasladó a Hermand, regiones donde los talibanes cuentan aún con un gran respaldo.

El presidente George W. Bush ha reiterado que Estados Unidos continuará la persecución de Omar y del jefe de la organización Al Qaida, el saudí Osama bin Laden, considerados responsables de los ataques terroristas del 11 de septiembre que dejaron miles de muertos y heridos en Nueva York, Washington y Pennsylvania.