ORIENTE PRÓXIMO

Al menos 6 muertos en enfrentamientos con la policía de Arafat en Gaza

Hamás y la Yihad Islámica suspenden sus atentados suicidas mientras Israel califica la decisión de "movimiento táctico"

Jerusalén / Madrid - 21 dic 2001 - 23:00 UTC

Al menos seis palestinos murieron y más un centenar resultaron heridos en las últimas 24 horas una batalla desatada en el campo de refugiados de Yabalia entre activistas islámicos y la policía de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Mientras tanto, Hamás y la Yihad han anunciado un alto el fuego que Israel ha acogido con escepticismo.

Los disturbios en Yabalia estallaron durante el sepelio de Mohamed Mokayed, de 17 años, muerto en los enfrentamientos del jueves entre policías palestinos y militantes integristas, y después de que Hamás anunciara su respeto al alto el fuego ordenado el domingo por Arafat.

Más información

En la batalla de Yabalia se enfrentaron la policía palestina activistas y simpatizantes de la Yihad Islámica, que esta noche, al final, ha aceptado la orden de alto el fuego.

Durante el sepelio, al que acudieron 10.000 personas, un grupo de activistas atacó con granadas de mano el cuartel central de la policía en Yabalia, el más importante de Gaza con más de 60.000 habitantes.

Al grito de "¡colaboracionistas de Israel!" contra los agentes, la multitud intentó incendiar el cuartel cuando los policías abrieron fuego y mataron al niño, que iba en el cortejo fúnebre.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

"Se nos acabaron las balas de goma y el gas lacrimógeno" para reprimir manifestaciones violentas, señaló un oficial de la policía para explicar que los agentes del orden empleasen balas comunes para dispersar a los manifestantes.

Estos choques son el último episodio de una ola fraticida que comenzó en Gaza hace 48 horas, cuando fuerzas de seguridad de la ANP se presentaron en el domicilio del portavoz del Movimiento de la Resistencia Islámica (Hamás), Abdel Aziz Rantisi, para detenerlo.

Tras el fracaso de la operación, intentaron arrestarlo por segunda vez, pero una turbamulta volvió a impedir a los agentes acercarse a Rantisi. Los enfrentamientos, según fuentes de la ANP, se extendieron como "un reguero de pólvora" a los campos de refugiados de Nuseirat, Jan Yunes y Deir el-Balaj, todos en la franja de Gaza, sin que los agentes del orden pudieran contener a los manifestantes contra el Gobierno de Yasir Arafat.

Todas las facciones han llamado a la población a restaurar la calma pues "lo que quiere [el primer ministro Ariel] Sharon, es que los palestinos nos matemos entre nosotros". El gran temor es que, si la policía no lograr controlar la situación, degenere en una guerra civil, mientras que Arafat se encuentra desde hace varias semanas recluido y cercado por Israel en la ciudad cisjordana de Ramala.

La victoria de Arafat sobre Hamás

En un comunicado, Hamás, la principal organización palestina islamista, anunció que suspende sus atentados suicidas en Israel y que tampoco llevará a cabo "hasta nueva orden" ataques con morteros a los asentamientos israelíes. Con este anuncio, Arafat se apunta una importante victoria en su gestiones políticas.

El miércoles pasado, el grupo también había anunciado una tregua, siguiendo el llamamiento hecho por el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Yaser Arafat, pero ayer se retractó de su decisión.

"El Movimiento Hamás ha decidido suspender sus ataques militares contra Israel, teniendo en cuenta las circunstancias y la presiones que se ejercen sobre la ANP, el pueblo palestino Hamás", dice el comunicado.

Incredulidad israelí

El Gobierno israelí recibió con escepticismo esta noticia. Gideon Meir, portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores calificó el gesto como "un movimiento táctico para evitar la caída de Arafat".

"Hamás sigue siendo una organización terrorista", recordó antes de añadir: "Esto es algo que Arafat ha hecho otras veces, presionado por la opinión pública internacional".

Según Yarden Vatikai, portavoz del ministro de Defensa Binyamin, Ben Eliezer, su país juzgará "sobre el terreno" el anuncio hecho por Hamás para ver si "se pone efectivamente en práctica".

Por su parte, la Casa Blanca reconoció que Arafat ha tomado "medidas positivas" para poner fin al terrorismo en Oriente Próximo, aunque insistió en que "debe hacer mucho más".

La Yihad, también

La Yihad Islámica ha llegado a un acuerdo con la Autoridad Palestina en la necesidad de interrumpir los atentados contra Israel, según ha informado esta noche el primer canal de la televisión israelí. Según este acuerdo, el grupo paralizará sus atentados en Israel y

Quienes no se han sumado al alto el fuego el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) y un grupo radical armado escindido de Al Fatah, conocido como los Batallones de Al Aqsa.

Reuters

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50