REVUELTA CARCELARIA

Al menos 25 muertos y 250 heridos durante un motín en una prisión de Paraguay

Las víctimas se encontraban en un pabellón calcinado por un fuego provocado por los propios internos

Al menos 25 personas han muerto y 250 han resultado heridas durante el violento motín que ha tenido lugar hoy en la prisión regional del Alto Paraná, en la ciudad paraguaya de Ciudad del Este, segun han informado portavoces del Cuerpo de Bomberos y de la Policía desplazados hasta el lugar de los hechos.

La revuelta se ha originado tras disparar un guardia contra un recluso durante la salida matutina al patio. Los internos han provocado un incendio, que ha terminado por devastar dos pabellones y los sectores circundante del lugar de reclusión, en donde se encontraban hacinados 200 de los 527 internos de la cárcel (con capacidad oficial para 300).

La penitenciaría de Ciudad del Este es la segunda del país después de la de Asunción, que alberga más de 1.300 internos, y está enclavada en pleno centro, a poca distancia de la sede de la Gobernación y de la jefatura policial de la zona.

Las autoridades de Ciudad del Este han enviado tractores para derribar las paredes de los calabozos y rescatar de las llamas a los internos.

El ministro paraguayo de Salud Pública, Martín Chiola, ha anunciado el envío de avionetas y helicópteros para evacuar a los heridos de mayor gravedad, así como la presencia de bomberos y equipos de socorro de la ciudad brasileña de Foz do Iguazú.

El número de heridos ha desbordado la capacidad hospitalaria de Ciudad del Este, en donde, por otra parte, no existe una unidad de quemados, por lo que en este momento se están movilizando recursos desde la capital del país y la vecina ciudad brasileña.

Un historial polémico

Las autoridades sanitarias han montado en el interior del penal un hospital de campaña y han hecho un llamamiento para la provisión de medicamentos, al declararse sobrepasada la capacidad de los centros asistenciales.

La cárcel de Ciudad del Este tiene un historial polémico, ya que en 1996 un preso brasileño denunció en una carta al Centro de Defensa de los Derechos Humanos (CDDH) las pésimas condiciones de sus instalaciones y la práctica de torturas a los reclusos, especialmente a los extranjeros.

En diciembre de 1999, 23 presos de esa cárcel presentaron una querella por tortura y malos tratos contra el director de la prisión por haber ordenado a los guardias golpear a los presos, según un informe de Amnistía Internacional.

Lo más visto en...

Top 50