Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEFENSA

Bush hace oficial la retirada de EE UU del Tratado antimisiles balísticos

La retirada se hará efectiva a mediados del año que viene.-Putin lamenta el abandono estadounidense pero asegura que no amenaza la seguridad de Rusia

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha hecho oficial hoy, mediante una notificación a Rusia, la retirada estadounidense del tratado antimisiles balísticos (ABM) firmado en 1972 con la antigua Unión Soviética para evitar la proliferación de armas nucleares.

En una declaración ante la prensa, Bush se ha mostrado convencido de que la retirada del Tratado no afectará negativamente a las relaciones entre Rusia y EE UU, que han sido especialmente cordiales en los últimos tiempos, merced a la buena relación personal entre Bush y Vladímir Putin. Según las palabras de Bush, su homólogo ruso está de acuerdo en este punto.

"Hoy hemos dejado atrás uno de los principales vestigios de la guerra fría", ha dicho Bush en un breve anuncio en el que ha estado flanqueado por sus secretarios de Estado y Defensa, Colin Powell y Donald Rumsfeld, y la Consejera de Seguridad Nacional, Condoleeza Rice.

Este anuncio abre un periodo de seis meses en el cual se hará efectivo el abandono del Tratado, por lo que la retirada se hará oficial a mediados del año que viene.

La decisión de George W. Bush fue adelantada el martes durante un discurso que el presidente pronunció en una academia militar de Carolina del Sur.

Bush recordó su promesa electoral de abandonar el acuerdo porque "Estados Unidos debe avanzar más allá del Tratado de Misiles Antibalísticos" que impide seguir adelante con el que es su gran proyecto defensivo, el escudo antimisiles.

En estos momentos, Estados Unidos no trabaja al ritmo deseado en este proyecto dado que el Tratado ABM impide la realización de pruebas de mayor alcance que las que se llevan a cabo hasta el momento.

Bush considera que el ABM es un tratado "obsoleto", que fue realizado para "un enemigo diferente" y por tanto "hay que mirar adelante".

EE UU ha realizado hasta el momento cinco pruebas del escudo antimisiles, de las que tan sólo dos han resultado satisfactorias. El último ensayo se produjo el 5 de diciembre, convirtiéndose en el segundo ensayo exitoso.

El escudo antimisles se basa en una red de alerta mundial (satélites y radares) capaz de detectar el lanzamiento de misiles enemigos e interceptarlos con otros lanzados desde bases en tierra, desde buques o desde el espacio.

"Decisión equivocada"

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha dicho "que no ha sido una sorpresa" la retirada de Estados Unidos del tratado ABM sobre defensa antimisiles pero ha considerado que es "una decisión equivocada" en un mensaje televisado a la nación.

Putin ha afirmado que el abandono estadounidense no supone ninguna amenaza para Rusia. "Rusia y EE UU a diferencia de otras potencias nucleares dispone desde hace tiempo de un sistema eficaz para superar una defensa antimisiles, por eso, con plena seguridad, puedo declarar que la decisión adoptada por el presidente de EE UU no amenaza la seguridad nacional de la Federación Rusa", ha dicho Putin.

El presidente ruso ha destacado que el nivel actual de las relaciones bilaterales entre Rusia y EE UU "debe, no sólo mantenerse, sino ser empleado para elaborar lo antes posible nuevos marcos de relaciones estratégicas".

Según Putin, Rusia no ha aceptado "la insistente propuesta" de EE UU de denunciar juntos el ABM e "hizo todo lo posible por conservar este tratado".

"Hoy, cuando el mundo ha chocado con nuevas amenazas no se puede permitir un vacío jurídico en el campo de la estabilidad estratégica. No se pueden socavar los regímenes de no proliferación de las armas de destrucción masiva", ha observado Putin.

Por ello, ha explicado, además del problema de la defensa antimisiles, es muy importante "formalizar jurídicamente" los acuerdos alcanzados con EE UU para reducir los arsenales nucleares estratégicos ofensivos.

"En nuestra opinión el nivel que debe alcanzarse es de 1.500 a 2.200 cabezas nucleares por cada país", ha precisado.