Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
XI CUMBRE IBEROAMERICANA

La cumbre de Lima concluye con una dura declaración contra el terrorismo

Los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Perú se comprometen a establecer las líneas para luchar contra la crisis económica

La XI Cumbre Iberoamericana, clausurada anoche en Lima, y que ha reunido a gobernantes de 21 países, ha expresado en su Declaración final la clara y enérgica condena a todo tipo de terrorismo y han urgido a una pronta respuesta a la crisis económica mundial.

En su discurso de clausura, el presidente de Perú, Alejandro Toledo, ha afirmado que los países iberoamericanos han reafirmado su voluntad de caminar juntos hacia el futuro y de adoptar posiciones comunes. En un discurso pronunciado ante los jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica, Toledo ha asegurado que las declaraciones aprobadas durante la Cumbre "demuestran la existencia de un voluntad política de enfrentar juntos la crisis económica y el problema del terrorismo".

Documentos referidos a estas cuestiones y la llamada Declaraciónde Lima han sido firmados por los mandatarios en el acto de clausura de esta Cumbre, donde también se han suscrito otras declaraciones sobre los procesos electorales en Perú y Nicaragua, sobre la situación de las Islas Malvinas y sobre el proceso de paz en Colombia.

Toledo ha insistido en la necesidad de que la comunidad iberoamericana tome posiciones conjuntas ante la nueva ronda de negociación comercial y ante la Conferencia de Naciones Unidas sobre la financiación al desarrollo que se celebrará en México en marzo.

Ha anunciado además que los ministros de Economía de las naciones iberoamericanas se reunirán en Madrid el próximo mes de febrero para avanzar en una postura común ante esta reunión.

Los acuerdos entre los países de la comunidad iberoamericana "deben tener rostros humanos concretos y la integración debe llegar a todos", ha dicho Toledo pocos minutos antes de clausurar esta cumbre.