LA SITUACIÓN EN LOS BALCANES

Yugoslavia aprueba el decreto que permitirá la entrega de Milosevic

El Partido Socialista Popular de Montenegro, que estuvo ausente en la votación, amenaza con retirarse del Gobierno yugoslavo, lo que conduciría a nuevas elecciones

El Gobierno yugoslavo ha adoptado un decreto por el que se hace oficial su cooperación con el Tribunal Penal Internacional (TPI), posibilitando así la comparecencia ante esta instancia del ex presidente yugoslavo Slobodan Milosevic, según ha anunciado el ministro federal de Interior, Zoran Zivkovic.

El Ejecutivo federal ha tenido que recurrir a la fórmula del decreto ley después de tener que retirar el proyecto del Parlamento debido al enconado apoyo prestado por los socialistas montenegrinos al que fuera su líder. La medida entrará en vigor mañana, según ha informado el viceprimer ministro Miroljub Labus.

Más información

La disposición ha sido aprobada por los votos de 8 de los 16 ministros, mientras que uno votó en contra y los 7 titulares montenegrinos se ausentaron, ya que su Partido Socialista Popular (SNP) de Montenegro se opone a la extradición por anticonstitucional.

Los dirigentes de la coalición reformista DOS, que amalgama a una veintena de partidos y gobierna desde que Milosevic fuera derrocado en octubre de 2000, tenían previsto que el decreto ley entrara en vigor hoy mismo. En declaraciones a la emisora de radio B-92, el ministro de Interior federal, Zoran Zivkovic, reconoció que el decreto 'abre una vía' para

la entrega de Milosevic al Tribunal Penal Internacional para los crímenes en la antigua Yugoslavia, con sede en La Haya.

Amenaza de crisis

La decisión tomada ayer por la tarde podría suponer una grave crisis para el Gobierno de coalición yugoslavo, ya que el Partido Popular Socialista montenegrino (SNP) del primer ministro federal Zoran Zizic, ha amenazado con retirarse del Gabinete si se finalmente se aprobaba el decreto, cosa que ha ocurrido.De producirse esa retirada, obligaría a la convocatoria de nuevas elecciones.

En un comunicado, el SNP había anunciado que abandonaría el Gobierno si éste adoptaba una anunciada "disposición especial" que regulase las relaciones de Yugoslavia con el Tribunal de La Haya, para poder extraditar a Milosevic.

El SNP era aliado del Partido Socialista Serbio (SPS) de Milosevic hasta la pérdida de las elecciones por parte de éste el pasado septiembre y su caída el 5 de octubre, tras lo que decidió colaborar con la Oposición Democrática de Serbia (DOS) del actual presidente Vojislav Kostunica.

Conferencia de donantes

El decreto adoptado no tiene rango de ley, sino de disposición ministerial, pero los dirigentes de la coalición DOS lo considera suficiente para entregar a Milosevic.

Estados Unidos exige tener garantías de que Milosevic será entregado para cuando se celebre la conferencia de países donantes de ayuda para Yugoslavia, el próximo día 29 en Bruselas, como condición para aportar ayudas al país.

En caso de no estar claro para entonces que Milosevic vaya a ser puesto a disposición del Tribunal Penal Internacional para Yugoslavia (TPIY) en un plazo prudencial, Washington no participaría en esa conferencia, de la que la arruinada Yugoslavia espera obtener una cantidad inicial de 1.200 millones de dólares.

Lo más visto en...

Top 50