Icon para Heineken

El secreto de la calidad refrescante

Cada Heineken del mundo comparte las mismas señas de identidad: calidad, un carácter refrescante, afrutado y equilibrado. El maestro cervecero de la marca nos cuenta donde está la clave

Willem van Waesberghe ejerce de guardián de las esencias de Heineken. El secreto de la calidad de cada una de sus cervezas está en la levadura A de Heineken y en la malta 100% pura para obtenerla.
Willem van Waesberghe ejerce de guardián de las esencias de Heineken. El secreto de la calidad de cada una de sus cervezas está en la levadura A de Heineken y en la malta 100% pura para obtenerla.Heineken

¿Cuál es el secreto detrás de la calidad? ¿Por qué elaborar Heineken sólo con pura malta es sinónimo de calidad? Para Willem van Waesberghe, maestro cervecero de Heineken, está claro: “Para mí, la calidad es la clave para disfrutar de la comida y la bebida... La malta pura asegura el sabor refrescante adecuado y la calidad premium de Heineken.

Van Waesberghe explica que el carácter premium de Heineken Original se debe a que se elabora “con los mejores ingredientes naturales, y siempre los mismos, determinados y supervisados por nuestros compradores de materia prima, malteros y maestros cerveceros”. Él es el maestro cervecero de Heineken. “¡Me siento muy orgulloso de ser uno de los guardianes de la cerveza Heineken que tanto hace disfrutar a los consumidores de todo el mundo!”, exclama. Y desvela el elemento clave de su calidad: sus ingredientes. “La levadura A de Heineken, que es la esencia de su sabor y precisa de un componente adecuado, 100% malta pura, para lograr el sabor refrescante adecuado y la calidad premium de Heineken”. Nos aseguramos de entregar la levadura A específica de Heineken a todas las fábricas del mundo con la calidad precisa”. Así cada trago de Heineken nos hace sentir como en casa, ya estemos en Ámsterdam o en Madrid.

Heineken lleva elaborándose durante más de 140 años bajo una única consigna: la calidad.
Heineken lleva elaborándose durante más de 140 años bajo una única consigna: la calidad.Heineken

Ese proceso se completa en las fábricas, “que cuentan con equipamientos determinados y únicos, como los tanques de fermentación horizontales, y es elaborada por maestros cerveceros altamente cualificados”, resume Van Waesberghe. Cada Heineken precisa de una elaboración a lo largo de 28 días, el doble de lo habitual. “Siete días para la fermentación, 14 para crear un sabor equilibrado y siete más para crear una cerveza clara y agradable. ¡Así se garantiza que la calidad sea siempre la misma!”.

El resultado: un carácter equilibrado y afrutado que hace que maride de cine con “platos de pescado, gambas, crustáceos... y especialmente con el sushi. ¡Ah y, naturalmente, con el chorizo!”, nos chiva Van Waesberghe. Otro secreto que queda al descubierto...

Asegurando calidad alrededor del mundo

Para controlar la calidad de Heineken, Van Waesberghe nos cuenta su peculiar (y divertido) proceso: “¡Cada fábrica envía al mes dos cajas de Heineken Original a Países Bajos, para que se caten y analicen con el n asegurar de que todo ha ido bien”. Un proceso en el que seguro que más de un fan de la marca estaría encantado de participar...

La icónica botella de Heineken ha evolucionado hasta nuestros días sin perder su característico color verde.
La icónica botella de Heineken ha evolucionado hasta nuestros días sin perder su característico color verde.Heineken

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50