Adele enseña su nueva mansión, expropiedad de Sylvester Stallone, en la que vive con su novio

La mansión ubicada en Beverly Hills pertenecía al actor y ha sido adquirida por la cantante por 55 millones de euros

Adele y Paul Rich en un partido de la NBA en Phoenix, Arizona, en julio de 2021.
Adele y Paul Rich en un partido de la NBA en Phoenix, Arizona, en julio de 2021.Christian Petersen (Getty Images)

La compró el pasado mes de enero, pero ahora por fin puede disfrutarla y presumir de ella. Este miércoles la cantante Adele ha mostrado en Instagram su nueva mansión en Beverly Hills, antigua propiedad de Sylvester Stallone y por la que ha desembolsado 58 millones de dólares (unos 55 millones de euros al cambio actual). Lo ha hecho fotografiándose delante de ella junto a su actual novio, el representante de talentos deportivos Rich Paul, y sosteniendo las llaves en la mano. Es la primera imagen de la pareja en su nueva casa, que ha aprovechado además la publicación para recordar algunos momentos de su relación junto con el mensaje “el tiempo vuela”.

Adele, de 34 años, confirma así la mudanza al nuevo hogar junto a Paul, tras un año de relación y entre constantes rumores de compromiso. A ambos se les vio juntos en público por primera vez, el pasado mes de julio, asistiendo a un partido de la NBA, aunque hicieron oficial el noviazgo en septiembre, en la boda de uno de los jugadores representados por Paul, Anthony Davis. Paul, de 39 años, no es un personaje desconocido en el mundo de las celebridades. Hace casi dos décadas que fundó y que preside una agencia de talentos deportivos llamada Klutch Sports Group, que se dedica a gestionar las carreras de jugadores de la NBA —entre ellos Le Bron James, y de la NFL, la liga de fútbol americano.

La ganadora de 15 premios Grammy se hizo con la antigua casa de Stallone después de que el precio inicial de venta se rebajara a casi la mitad, de 110 millones de dólares a 58. La mansión en cuestión es de estilo mediterráneo y cuenta con una superficie total de 14.000 metros cuadrados. En concreto, el edificio adquirido por la cantante tiene dos plantas y la sala de estar posee vistas sobre Rodeo Drive, donde se ubican algunas de las tiendas más caras del mundo. Además posee ocho habitaciones.

La planta principal alberga dos tocadores, un comedor, una cocina enorme, una sala de desayuno y una oficina. Entre las comodidades extra que ofrece la vivienda, se encuentran una sala de cine, un gimnasio, una sala de fumadores con un sistema de filtración de aire y un bar con puertas francesas con marco de acero del piso al techo que se abren al jardín. Ya en el exterior, las vistas las preside una enorme piscina infinita y se puede encontrar un spa, un estudio de arte y un garaje con capacidad para ocho vehículos. Anexas a la propiedad hay dos casas de invitados, diseñadas por Richard Landry, con cocina completa y dos dormitorios ensuite.

En una entrevista a la revista Rolling Stone, Adele describió su relación con Paul como la más “increíble, sincera y fácil” en la que jamás haya estado, dejando así atrás a su matrimonio con Simon Konecki, padre de su único hijo y con quien estuvo casada tres años hasta divorciarse en enero de 2021.


Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS