Cantantes

Adele llega a un millonario acuerdo de divorcio con su exmarido, Simon Konecki

Dos años después de anunciarla, la cantante ha cerrado la separación con el padre de su único hijo. Las condiciones están sujetas a un acuerdo confidencial

Adele, en un concierto en primavera de 2016.
Adele, en un concierto en primavera de 2016.Yui Mok / Cordon Press

Han pasado casi dos años desde que la cantante británica Adele, de ahora 32 años, y quien había sido su marido durante años, el filántropo Simon Konecki. Y parece que por fin la pareja ha firmado, 21 meses después, un acuerdo de divorcio del que apenas han trascendido detalles.

Solo falta la última firma del juez para que Adele y Konecki estén oficialmente divorciados. Así lo ha anunciado el medio estadounidense Us Weekly, que ha tenido acceso en exclusiva al proceso. Según explica, la pareja no está usando abogados, sino que se representa a ella misma y ha recurrido a mediadores para determinar a quién van a parar algunas de sus propiedades. Adele y Konecki tienen un hijo en común llamado Angelo, de siete años. Al parecer, ambos querían la custodia del pequeño, y han tratado de llegar a un acuerdo sobre la misma y sobre el régimen de visitas a través de un mediador. La cantante posee una fortuna de más de 160 millones de euros.

En abril de 2019 la pareja anunció su separación oficialmente y en una nota que difundieron juntos aseguraron que ambos estaban “comprometidos a criar juntos con amor a su hijo”, Angelo, según sus agentes, Benny Tarantini y Carl Fysh. “Como siempre, piden privacidad. No habrá más comentarios”, se añadía entonces. Fieles a su privacidad, cumplieron lo prometido y no se supo más al respecto. De hecho, según la revista que ahora da la exclusiva del acuerdo, en marzo de 2020 llegaron a firmar un acuerdo de confidencialidad para que no se filtraran los detalles del caso.

La pareja se conoció en 2011 y en enero de 2012 ella confirmó su relación en una entrada de blog, que luego eliminó. En octubre de ese mismo año, Adele dio a luz a Angelo, aunque no reveló su nombre hasta enero de 2013. Nunca han dado la fecha exacta, pero se cree que se casaron en 2016, porque ella ya habló de su “marido” en los Grammy celebrados en febrero de 2017 y reconoció que estaba casada en un concierto en Australia en marzo de ese año.

Konecki nació en EE UU y a los 10 años se trasladó a Londres, donde estudió en la prestigiosa escuela de Eton, a una hora de la capital británica. Cuando solo tenía 17 años se convirtió en corredor de divisas y a los 24 ya trabajaba en Lehman Brothers. Dejó el gigante financiero en 2005 y fundó una empresa propia con la que lleva agua potable a países en desarrollo. Este es su segundo divorcio, pues ya estuvo casado en una ocasión anterior y se divorció en 2008.

En otoño de 2019 se supo que Adele estaba saliendo con el rapero Skepta. “Adele y Skepta han estado cerca el uno del otro después de que ambos rompieran sus relaciones. Han creado un vínculo cercano y definitivamente hay una relación especial”, afirmaba la prensa británica, asegurando que ambos estaban “pasando cada vez más tiempo juntos”. “Algunos amigos esperan y prevén que acaben convertidos en un gran pareja”, relataban. Sin embargo, meses después la cantante de Hello o Someone like you afirmaba en su perfil de Instagram que estaba soltera.

En estos meses sin Konecki, Adele ha estado muy centrada en la producción de su próximo disco, para el que no hay aún fecha, aunque se supone que saldrá a lo largo de 2021. También se ha ocupado de su hijo, con quien sufrió mucho tras dar a luz. “Me sentía muy inadecuada, como si hubiera tomado la peor decisión de mi vida”, ha contado en alguna ocasión. “Lo que sé de la etapa posparto es que no quieres estar con tu hijo, te sientes preocupada por si puedes hacerle daño y por si no estás haciendo un buen trabajo”, explicó entonces.

Precisamente por Angelo ha decidido cambiar de hábitos y mejorar su estilo de vida. De ahí que también haya perdido más de 45 kilos, como le dijo a una fan que no la reconoció a un primer vistazo. “Es fácil centrarse simplemente en su transformación física, pero el cambio tiene que ver con algo mucho más grande. Llegó a un punto en el que no se sentía bien. Sabía que tenía que cambiar algo, porque quería ser la madre más sana posible”, aseguraba una fuente cercana a la cantante el pasado enero.


Lo más visto en...

Top 50