Kanye West encadena una relación detrás de otra después de romper con Kim Kardashian

El rapero se encuentra inmerso en una batalla judicial con la que fue su pareja durante 14 años y de la que aún no se ha divorciado legalmente

Julia Fox y Ye juntos el 23 de enero de 2022, en la Semana de la Moda de París.
Julia Fox y Ye juntos el 23 de enero de 2022, en la Semana de la Moda de París.Victor Boyko (Getty Images For Kenzo)

Kim Kardashian parece no ser capaz de salir de la espiral en la que se encuentra por la eterna batalla judicial que mantiene con Kanye West desde que anunciaron su separación. El pasado diciembre, la empresaria exigió ante la justicia recuperar el estado civil de soltera incluso antes de que el proceso de divorcio haya llegado a su fin, pero el rapero no ha dejado de poner trabas con el fin de impedir que ella vuelva a casarse. En mitad de la campaña de Ye —como se hace llamar ahora— para derribar a su expareja, ha estado en busca y captura de un nuevo amor.

La célebre Kardashian mantiene desde hace unos meses una relación con el cómico Pete Davidson, de 28 años, y el rapero no ha querido quedarse atrás. En su búsqueda por volver a obtener la estabilidad sentimental, West se topó con la actriz Julia Fox en la víspera de Año Nuevo en Miami y rápidamente se convirtieron en inseparables. La pareja compartió unas fotos íntimas de su segunda cita en la revista Interview Magazine, en cuyo artículo ella describió su vertiginosa historia de amor.

“Todo en nosotros ha sido muy orgánico. No sé hacia dónde se dirigen las cosas, pero si esto es un indicio del futuro, me encanta el viaje”, explicaba Fox tras confesar que la conexión que habían tenido había sido “instantánea”. Comenzaron su relación a principios de enero de 2022, aunque fue solo cuestión de tiempo que la ilusión con la que hablaba la actriz se convirtiera en decepción, poco más de un mes después de confirmar que estaban saliendo juntos.

“Estar cerca de Kanye ha sido como vivir un curso intensivo de cómo ser famosa”, aseguró Fox a principios de marzo en una entrevista para The New York Times, donde confesó los motivos por los que decidió poner fin a este fugaz romance. Una relación que vino acompañada de una gran exposición mediática que tuvo consecuencias para su salud: “Perdí como seis kilos en ese mes”, aseguró durante la charla. Explicó que gran parte de la culpa la tuvo el propio West por intentar replicar lo que vivió con Kim Kardashian en 14 años en solo cuatro semanas con ella: “Fue como si me hubieran puesto en el papel de novia. Él era el que orquestaba todo. Parecía que estábamos en una película”, reconoció, admitiendo que no tiene reparos en contar lo ocurrido.

Aunque sí se siente muy agradecida por la atención recibida por parte de los medios gracias a la breve relación, comentó que no cree que West se lance a hablar sobre ello. “Si vienes a por mí, yo iré a por ti. Y se me da muy bien ir a por la gente. Voy directa a la yugular. No creo que sea tan tonto como para hacer eso”, amenazó públicamente entonces. Sin embargo, la mente de Ye ya estaba en otra parte, y era otra persona la que ocupaba sus pensamientos.

Tan solo un par de días después de la entrevista, unas nuevas imágenes del rapero revolucionaron las redes. Publicó un selfi a través de Instagram junto a la modelo Chaney Jones, y aunque no han confirmado si son pareja oficial, no han ocultado que pasan mucho tiempo juntos. Desde que se les vio juntos por primera vez, saltó a la vista su parecido con la exesposa del rapero de 44 años, lo que llevó a numerosos medios a catalogarla como “el clon de Kim Kardashian”. Sin embargo, es mucho más que eso.

La influencer de 24 años estudió educación primaria en la Universidad de Delaware y actualmente está cursando su maestría en consejería en la Universidad de Wilmington. También trabaja como jefa de operaciones en la compañía First State Behavioral Health, una empresa situada en Atlanta (Georgia, EE UU), fundada y dirigida por su padre, que ofrece terapia y apoya a adultos y niños para lidiar con problemas de depresión, ansiedad, el manejo de la ira, traumas y abuso de sustancias. A pesar de ello, las similitudes entre los perfiles de Instagram de Jones y Kardashian son palpables.

Su última aparición con Kanye fue cuando el rapero la llevó de compras en Miami, según confirmó Page Six, donde visitaron tiendas de algunos de los diseñadores favoritos de su exesposa. Aunque ambos han intentado llevar sus encuentros con discreción, Jones sí ha confesado que ha notado un aumento en su popularidad desde que se dejaron ver juntos. Poco se conoce más de ella aparte de que, aunque afirma que su rostro “es natural”, se ha sometido a varias intervenciones para marcar su silueta corporal.

Entre tanto, el proceso judicial en el que Ye está inmerso continúa abierto. Más allá de la cuestión legal, West busca incluso paralizar las finanzas de Kim Kardashian. Si la estrella de la telerrealidad llegara a lograr la soltería antes de que finalice el proceso de divorcio, el rapero exige que ella no pueda tener acceso a los fondos que comparten antes de que decidan cómo quedan repartidas sus propiedades legalmente.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS