Victoria Federica hace pública su cuenta de Instagram: momentos con su novio y desfiles en París

La nieta de los reyes eméritos se expone al ojo público por primera vez abriendo su cuenta personal, tras protagonizar varias polémicas por las que desapareció de las redes sociales

Victoria Federica de Marichalar en el hipódromo de la Zarzuela de Madrid el pasado octubre.
Victoria Federica de Marichalar en el hipódromo de la Zarzuela de Madrid el pasado octubre.UAT (GTRES)

La hija menor de la infanta Elena y nieta de los reyes eméritos, quinta en la línea de sucesión al trono, siempre se ha mantenido alejada de los asuntos de la Corona y se ha encargado de mantener fuera de la vista gran parte de su privacidad. Ahora Victoria Federica de Todos los Santos de Marichalar y Borbón ha abierto su perfil personal de Instagram a todo el mundo, en el que ha dejado ver un poco más de su vida: sus looks y participación en eventos de moda o algunos de sus viajes e imágenes junto a su novio, Jorge Bárcenas. Un conjunto de nueve publicaciones, con 12 fotos en total, que nunca antes había compartido en el segundo perfil que utiliza públicamente —tiene otro que no usa y donde ha hecho alguna conexión en directo— y donde se comunica, muy de vez en cuando, con sus seguidores.

En la última fotografía que ha compartido, la joven aparece frente a la Torre Eiffel en su visita a Francia tras asistir a la Semana de la Moda de París. Tal y como comparte en una recopilación de historias que ha dejado a la vista en su perfil, pudo acudir a los desfiles de Dior y Louis Vuitton, en el que conoció al diseñador estadounidense Virgil Abloh, responsable de la moda masculina de esta última firma y una de las grandes estrellas de la moda en el panorama actual de este sector. Con estas imágenes, Victoria Federica sigue así la estela de su padre, Jaime de Marichalar, apasionado de la moda y que incluso ha trabajado en el mundo del lujo.

Victoria es quien se ha ganado la fama de ser la que rompe las reglas dentro de la familia. Estudia en una universidad americana y ha sido vista públicamente junto a varios de sus novios. El que recibió más atención mediática de todos ellos fue Gonzalo Caballero, torero de profesión, que sufrió una grave cogida en octubre de 2019. Ella le visitó entonces en el hospital y, al menos durante un tiempo, mantuvieron una relación cordial. Desde finales de ese mismo mes sale con el dj Jorge Bárcenas, habitual en fiestas, puestas de largo y los bares más exclusivos. En febrero de 2020 la joven pareja comenzó a publicar multitud de fotos juntos, en viajes y otras actividades comunes, con motivo del 22º cumpleaños del músico. De hecho, en algunas de las imágenes de este perfil se les ve juntos, de vacaciones, de copas o practicando esquí.

Fue precisamente junto a Bárcenas con quien Victoria Federica vivió uno de sus momentos más polémicos y por los que se vio obligada a desaparecer de las redes sociales. Tras estallar la pandemia del coronavirus en marzo de 2020, la pareja decidió refugiarse en un cortijo de Villacarrillo, en la provincia de Jaén, propiedad de unos amigos para pasar allí el confinamiento. Un gran cortijo llamado El Derramadero y donde se recoge aceituna y se fabrica aceite, incluye entre sus instalaciones un hotel, en el que ambos se alojaron junto al resto de sus amistades. Algo que hizo estallar las críticas puesto que llegaban desde Madrid, entonces principal foco de contagios. Tras la polémica, la primogénita de los reyes eméritos confesó sentirse “un poco preocupada” por la situación de los chicos.

Meses después, la joven ha vuelto a exponerse y se ha lanzado a compartir sus momentos más íntimos tanto junto a su pareja y amigos, mostrando también algunos estilismos de firmas como Dior. Sin embargo, la existencia de su otra cuenta pública alternativa saca a relucir la duda de cuál de ellas será la que utilizará para compartir su rutina e interactuar con sus seguidores a partir de ahora. Por el momento, tiene alrededor de 3.000 (y también sigue ella misma a unas 2.000 personas). Sin embargo, si la sigue algún perfil con el que no parece sentirse del todo cómoda, como pueden ser periodistas, no tiene reparos en bloquearlo inmediatamente. Aun así, su cuenta sigue siendo pública y por lo tanto visible para cualquier usuario.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS