Málaga

El aplauso con música de Antonio Banderas a las personas mayores

El actor malagueño impulsa un homenaje “al colectivo que más ha sufrido la pandemia” con tres conciertos solidarios en su Teatro del Soho

Antonio Banderas, esta mañana, en el Teatro del Soho.
Antonio Banderas, esta mañana, en el Teatro del Soho.Garcia-Santos / El Pais

Sobre el escenario, rodeado de músicos y frente a un Teatro del Soho prácticamente completo, Antonio Banderas sacaba esta mañana un papel de su bolsillo. “Mi carta es para decirte que estaría muy orgullosa de hablar con usted en persona y que vive justo en el piso donde yo he residido 30 años”, leía el actor malagueño. La remitente era Mercedes, de 83 años y actriz aficionada, que se encontraba entre el público y quien pudo cumplir su deseo. Como ella, un centenar de personas mayores vacunadas ha recibido hoy un homenaje en forma de concierto de la Sinfónica Pop del Soho en el teatro que Antonio Banderas ha puesto en marcha en Málaga, el mismo que acogió los Goya hace dos meses. “Ustedes son las columnas de lo que somos, conforman la personalidad de un pueblo. Es un orgullo tenerles aquí”, añadía el malagueño. Al evento solidario, que se repetirá esta tarde, mañana y pasado, asistirán unas 350 personas.

Con nervios y una sonrisa tras la mascarilla que se veía en los ojos, para muchas de las personas asistentes el concierto ha sido una de las primeras salidas de casa desde el inicio de la pandemia en la primavera de 2020. Todos los participantes, tanto los de hoy como los que acudirán el fin de semana, forman parte del colectivo atendido en sus casas o en residencias por la Fundación Harena, dedicada al acompañamiento de personas mayores en la provincia de Málaga gracias a la labor de un millar de personas voluntarias. “La soledad de nuestros mayores es la enfermedad del siglo XXI de las sociedades desarrolladas. Y nuestro voluntariado son una vacuna que les lleva felicidad, dan conversación, acompañan a dar un paseo o a trámites como ir al banco”, ha explicado el presidente de la entidad social, Antonio Moreno. El acto también cuenta con el apoyo de la Fundación La Caixa y la Fundación Teatral Antonio Banderas.

“Ustedes son probablemente el colectivo que más ha sufrido la pandemia”, ha subrayado el actor, quien ha destacado que el arte “tiene un gran valor terapéutico”. “No hablo solo como intérprete, también como paciente, como persona que ha necesitado, en un determinado momento, usar la música, la literatura o las películas para curarme, para aprender de nuevo a vivir”, ha relatado Banderas, que ha podido escuchar los testimonios de personas mayores como Mari Cruz Cañedos, de 90 años, viuda desde hace 30 años y que apenas sale de casa porque vive unida a una máquina para respirar y en su bloque no hay ascensor. “Cuando necesito salir una vecina me presta una sillita y salgo a hombros, como los toreros”, decía la mujer con sentido del humor. “Estoy enferma y cuando me dieron el alta del hospital lo que más miedo me daba era volver a casa sola, pero los voluntarios de la Fundación Harena me han dado la vida”, añadía Florinda Arenas, de 91 años.

Un voluntario de la Fundación Harena ayuda a una de las asistentes al concierto 'El mayor aplauso'
Un voluntario de la Fundación Harena ayuda a una de las asistentes al concierto 'El mayor aplauso'Garcia-Santos / El Pais

La Sinfónica Pop del Soho es la orquesta encargada de homenajear a los mayores con su música. Bajo la batuta de Arturo Díez Boscovich, director musical de la orquesta y el Teatro del Soho, los músicos interpretan el concierto Notas de cine. Un viaje musical por el séptimo arte que incluye música de películas como Aladdin, Blade Runner, Tiburón, Desayuno con diamantes, Amarcord, Encuentros en la tercera fase o El impero contraataca. El arranque lo marca Lo que el viento se llevó, “de cuando se hacían buenas películas”, ha dicho Díez Boscovich, que ha arrancado el concierto con la fanfarria Una celebracion para el Teatro del Soho, que él mismo ha compuesto.

El mayor aplauso se suma a la lista de iniciativas solidarias que Antonio Banderas —que pasó la covid el pasado verano— ha desarrollado en los últimos meses. En abril del año pasado, la Fundación Lágrimas y Favores, impulsada por el malagueño, repartió material de seguridad en los hospitales de la provincia de Málaga en pleno confinamiento y uno de los peores momentos de la pandemia. “De esta crisis salen dos cosas claras: que somos muy vulnerables, un monstruo invisible zarandea el mundo entero, y la necesidad que tenemos los unos de los otros”, explicó entonces en El Hormiguero cuando estaba confinado en solitario en su casa de Marbella, ya que, a su novia, Nicole Kimpel, la medida le pilló en Suiza y no pudo viajar a España. Días más tarde, Banderas y Pablo Alborán anunciaban igualmente la donación de 200.000 euros para la investigación. El protagonista de Dolor y Gloria también ha participado durante una década en la gala solidaria del festival Starlite. Ahora ha querido dar un paso más homenajeando a las personas mayores. “Este teatro es privado, pero aun así debe tener una función pública”, ha subrayado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50