Elon Musk cumple su promesa y se deshace de sus casas

El ahora hombre más rico del mundo anunció en mayo su deseo de vender sus propiedades y concentrarse en su sueño de llegar a Marte

El fundador de Tesla, Elon Musk, en septiembre.
El fundador de Tesla, Elon Musk, en septiembre.AFP

El magnate Elon Musk, de 49 años, ha vendido todas las casas que tenía a su nombre y ha cumplido el compromiso que adquirió el pasado mes de mayo. El fundador de Tesla y SpaceX, que desde el pasado jueves desbancó a Jeff Bezos y se convirtió en el hombre más rico, ha cerrado un acuerdo de más de 60 millones de dólares, unos 49 millones de euros, con el empresario Ardie Tavangarian, para venderle en lote las cuatro últimas viviendas que tenía en Los Ángeles. La operación se produce después de que vendiera otras dos casas en Bel Air a lo largo de 2020. La primera de ellas, la más grande, al multimillonario chino William Ding por 27,6 millones. La segunda, la antigua casa de Gene Wilder, que fue adquirida por el sobrino del actor con la condición expresa de “no derribarla ni perder su alma” por siete millones. Aunque ya no tiene casa en Los Ángeles, Musk sigue poseyendo una vivienda en California, una propiedad de 19 hectáreas situada en Silicon Valley, valorada en 23,4 millones de dólares.

El viernes 1 de mayo Musk tuiteó: “Voy a vender todas mis posesiones físicas. No tendré casa”. A continuación: “Mi novia Grimes está cabreada conmigo”. Musk vivía en una mansión de 30 millones de dólares en Bel-Air, Los Ángeles, con 7 dormitorios y 11 baños y tenía cuatro casas más alrededor todas conectadas. Unos días después de su anuncio las puso todas juntas en un portal inmobiliario por un precio conjunto de 100 millones de dólares. “Solo una condición sobre la venta”, dijo. Una de las propiedades es la antigua casa de Gene Wilder. “No se puede demoler ni puede perder su alma”. La decisión de desprenderse de su propiedades la explicó en una entrevista en el programa de radio de Joe Rogan. “¿Qué es más importante? ¿Marte o una casa?”, argumentó. “Dedicar tiempo a construir una casa, incluso si es una casa verdaderamente genial, no es un buen uso del tiempo en comparación con desarrollar los cohetes para ir a Marte y ayudar a solventar la energía sostenible”. En un nivel más pedestre, añadió que tenía muchas casas y en realidad no pasa tanto tiempo en ellas.

Pocas horas después de ese anuncio, Musk contaba que había sido padre de nuevo con la cantante Grimes, de 32 años, con la que sale desde hace dos. Era el sexto hijo de Musk, de 48 años, que tiene cinco de un matrimonio anterior, y el primero de Grimes. El bebé nació el 4 de mayo, fecha en que el Internet pop celebra el día de Star Wars con el lema maythe4th (en inglés, suena igual que ‘que la fuerza…’, la frase más recordada de la película). El niño se llamaría X Æ A-12. El nombre elegido para el niño tenía un significado latente que la pareja se vio obligada a descifrar a través de una explicación que dio la madre. Según Grimes, la X significaba “la variable desconocida”, mientras que Æ se refiere a la “ortografía élfica de Ai”, que significa “amor y / o inteligencia artificial”. La aportación paterna tuvo que ver precisamente con la parte numérica del enrevesado nombre, porque A-12 representa el ‘”precursor del SR-17, que es el avión favorito de la pareja porque no tiene armas, ni defensas, solo velocidad”, explicó la reciente madre. Que añadió: “Excelente en batalla pero no violento”. Sin embargo, el nombre no cumplía los requisitos de las leyes de California, que no admite cifras numéricas, y fue modificado hasta quedar en X Æ A-Xii. Una terminología que a los padres les parece incluso más bonita que la que ellos habían elegido como primera opción.

Musk y Grimes hicieron oficial su relación en mayo de 2018, cuando aparecieron juntos en la Gala del Met celebrada en Nueva York. Entonces llevaban saliendo solo unos meses. Salvo algunas excepciones, en las que se han dejado ver juntos paseando por la calle y en algún evento deportivo, ambos han mantenido su noviazgo muy privado hasta dicha alfombra roja y, ahora, con el anuncio del embarazo.

Musk adelantó esta semana a Jeff Bezos, en el ránking Bloomberg Billionaires al alcanzar su fortuna los 194.800 millones de dólares (cerca de 153.600 millones de euros) después de que el fabricante de coches eléctricos Tesla, del que es director ejecutivo, disparase sus acciones un 7,9%. Según Bloomberg, el rally bursátil de la firma ha incrementado el patrimonio del empresario hasta superar por 9.800 millones de dólares la fortuna de Bezos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS