Parejas

El regreso definitivo a ‘casa’ de Iker Casillas y Sara Carbonero por Navidad

La incorporación del exportero a la Fundación del Real Madrid coincide con la nueva etapa que la comunicadora comienza en la radio, donde se inició hace 15 años

Iker Casillas y Sara Carbonero, en 2019.
Iker Casillas y Sara Carbonero, en 2019.

Año nuevo, vida nueva. Es la máxima que parecen haberse marcado Iker Casillas y Sara Carbonero mirando con optimismo la llegada de 2021. La pareja, como el turrón, vuelve a casa por Navidad y lo hace de manera literal en el sentido profesional. Si hace unos días Carbonero anunciaba su incorporación a los micrófonos de Radio Marca y escenificaba su regreso al medio en el que hace 15 años empezó a trabajar como periodista deportiva antes de dar el salto a la televisión y convertirse en uno de los rostros más conocidos; ahora se ha conocido que Casillas ha regresado al club que ha sido su casa toda la vida.

Cinco años después de su tormentosa salida del Real Madrid, Iker Casillas vuelve al Bernabéu. El club ha anunciado en un comunicado que se incorpora a la Fundación en calidad de adjunto al director general. Aunque sus funciones concretas no se han detallado, se trata de una decisión que lleva sobrevolando desde hace meses, sobre todo desde que el pasado agosto se retirara definitivamente de los campos y después de descartar la posibilidad de postularse a presidente de la Federación Española. “Orgulloso de volver a casa. Afronto este nuevo reto con toda la ilusión y ganas del mundo, gracias por la bienvenida”, ha escrito el exportero en sus redes sociales.

No ha sido fácil para Casillas el último año. Desde que en mayo de 2019 se le parara el corazón ve la vida de manera diferente y, más aún, desde que su esposa iniciara una dura batalla contra el cáncer. La periodista había retomado su trabajo en Mediaset cuando un tumor maligno de ovario interrumpió de golpe su tarea y tuvo que ser intervenida solo 20 días después del susto de Iker Casillas. Estos tiempos convulsos han unido más a esta pareja, que hasta ese momento vivía una ola de fama y triunfo profesional. Han sido meses en los que ambos han estado apartados de su trabajo. El infarto de miocardio mientras entrenaba con el Oporto obligó a Casillas a cerrar su carrera deportiva. Con el tiempo pasó a estar vinculado al Oporto en tareas más de representación y despacho, mientras Carbonero se centraba en el tratamiento de su recuperación.

A Oporto llegó la pareja hace cinco años cuando el portero fichó por este club y fue el destino elegido para pasar esta delicada etapa, una ciudad en la que se han sentido protegidos gracias a un cierto anonimato, pero cerca de España y de los suyos. Allí pasaron también la cuarentena con sus dos hijos, Martín, de seis años, y Lucas, de cuatro. El pasado septiembre la pareja se volvía a instalar definitivamente en Madrid, a la casa que poseen en la exclusiva urbanización de La Finca y donde encuentran la privacidad que buscan. El exportero posee además posee otras propiedades en Madrid, ya que ha invertido en bienes inmuebles.

Mientras los pequeños han recuperado la normalidad volviendo al colegio y reencontrándose con sus compañeros de clase y familiares, Iker y Sara se establecen poco a poco en su nueva vida. Además de su colaboración bimensual en la radio, donde a partir de enero presentará la sección Que siga el baile donde abordará temas tanto culturales como deportivos, Carbonero continúa desarrollando su faceta de empresaria al frente de Slow Love, la marca de ropa y estilo de vida que fundó junto a su amiga y compañera en Telecinco Isabel Jiménez. También sigue siendo una de las influencers españolas más reputadas así como imagen de grandes firmas como L’Oréal o Ágatha.

Con sus objetivos profesionales de nuevo encaminados, la pareja parece cerrar definitivamente la puerta de unos meses convulsos en los que han seguido caminando de la mano y, juntos de nuevo, miran con esperanza y energía renovada lo que les deparará el nuevo año. De momento, parece que la suerte los acompaña.

Lo más visto en...

Top 50