Actores

Matthew Perry, Chandler en ‘Friends’, abandona la soltería a los 51 años

El actor, que ha salido con varias actrices entre ellas Julia Roberts, anuncia que contraerá matrimonio con la agente literaria Molly Hurwitz, de 29 tras dos años de relación

El actor Matthew Perry.
El actor Matthew Perry.

Matthew Perry se ha decidido a abandonar la soltería. A sus 51 años, el actor conocido por su papel del irónico Chandler Bing de la serie Friends, ha anunciado su compromiso con su actual pareja. Ella no es famosa ni tiene nada que ver con el mundo de la interpretación. Se llama Molly Hurwitz, tiene 29 años y es agente literaria. Por lo poco que se sabe de ella, la pareja lleva saliendo unos dos años.

La buena nueva la ha contado el propio Perry, y lo ha hecho a la revista People. “He decidido comprometerme. Por suerte, resulta que salgo con la mejor mujer que hay sobre la faz de la Tierra”, ha contado a la publicación. Por su parte, la propia Hurwitz, con un perfil público mucho más bajo que su pareja, no se ha pronunciado. Aunque sí que hay medios anglosajones que recuerdan un mensaje que colgó ella en San Valentín y donde decía: “Es el segundo año que es mi Valentín, pero el primero que es una estrella de Instagram”, en referencia a la cuenta de esa red social que acababa de crear el actor.

Esta es la primera boda para Perry. El actor se hizo especialmente famoso entre mediados de los noventa y mediados de los 2000, cuando se emitió en todo el mundo la celebérrima serie de televisión Friends, en la que daba vida a uno de los seis amigos de la pandilla protagonista junto a Rachel (Jennifer Aniston), Phoebe (Lisa Kudrow), Ross (David Schwimmer), Joey (Matt LeBlanc) y Monica (Courteney Cox), con quien tenía un romance y acababa casándose en la ficción. Sin embargo, y para decepción de muchos seguidores, los Chandler y Monica de la vida real nunca tuvieron un romance. Perry y Cox siempre han mantenido una relación cariñosa y de amistad, y aunque algunas fuentes han tratado de apuntar a que él siempre ha estado enamorado de ella, no hay ningún indicio que justifique esa afirmación.

Sin embargo, Perry sí que ha tenido muchas novias conocidas en el mundo del cine y la televisión. Una de las primeras y más famosas fue Julia Roberts, a quien conoció precisamente en el rodaje de un capítulo de Friends. Roberts —que interpretaba a una antigua compañera de colegio y nuevo romance de Chandler— apareció en la segunda temporada, en un capítulo doble especial por Acción de Gracias que se convirtió en el más visto de la serie, con 53 millones de espectadores. Pero la química que tuvo con Matthew Perry traspasó la pantalla, y la pareja salió entre 1995 y 1996.

Tras acabar su romance con Roberts, la lista de noviazgos es larga. Ese mismo año Perry salió con Yasmine Bleeth, una de las estrellas de Los vigilantes de la playa. En 1998, en el rodaje de Tango para tres, mantuvo una relación con Neve Campbell, su coprotagonista. Con Lauren Graham (Las chicas Gilmore) trabajó en más de una ocasión, y también salió con ella. Una de sus relaciones más larga, de dos años y a finales de los 2000, fue con una mujer nada conocida, llamada Rachel Dunn y que era estudiante de moda. Después salió durante seis con la intérprete Lizzy Caplan (Master of Sex, Chicas malas). Con ella cortó en 2012, y desde entonces no se le conocía otra pareja estable hasta que su actual prometida llegó a su vida.

La fama de Friends le complicó poder salir con chicas de forma normal, confesó el propio Perry en una entrevista en 1997 con la publicación Entertainment Weekly. “Si cenas con alguien al día siguiente el país entero crees que tienes novia, lo que es un poco raro. Ya estaba perdido sobre las citas antes de Friends. Así que esto lo hace todavía más confuso. Pero en el peor de los escenarios, tengo el mejor trabajo del mundo”, bromeaba.

Su trabajo era fabuloso, sí, pero años después él mismo ha reconocido que hay tres años enteros de su rodaje que no recuerda. Sus adicciones le han hecho pasar al menos dos veces por centros de rehabilitación. “Entre la tercera y la sexta temporada estuve un poco ido. Fueron años difíciles”, llegó a decir el actor en BBC Radio 2. Durante años fue adicto al alcohol y a la vicodina o Vicodin, un opioide derivado de la codeína, que se utiliza como analgésico vía oral para tratar el dolor.

“No podía parar”, llegó a confesar en una entrevista en The Hollywood Reporter. “Llegó un punto en que las cosas se pusieron tan mal que no pude ocultarlo más y lo supo todo el mundo”. Reconocía que durante ese rodaje, permanecer sobrio era algo “muy complicado”. “Soy tímido, pero estar en una serie que es vista por 30 millones de espectadores hizo que la gente se enterase de mi problema. Por eso es tan importante la existencia de clínicas que te aíslen de todo el ambiente que no te favorece”, añadió. Ya recuperado, ahora afirma que se siente feliz de poder ayudar a quienes viven una situación similar. “Lo mejor que he hecho es que, si se me acerca un alcohólico y me pide que le ayude a dejar de beber, siempre le digo que sí. Sé cómo conseguirlo”.


Más información

Lo más visto en...

Top 50