Hijos

Borja Thyssen, a punto de hacer abuela por quinta vez a Carmen Cervera

El hijo de la baronesa y su esposa Blanca Cuesta han llevado el embarazo en secreto. La pareja lleva junta 20 años

Borja Thyssen, Blanca Cuesta, Carmen Cervera y Manolo Segura, en Formentera en 2018.
Borja Thyssen, Blanca Cuesta, Carmen Cervera y Manolo Segura, en Formentera en 2018.GIM / GTRES

Borja Thyssen lleva tiempo alejado del foco mediático por la aparición de la pandemia pero sobre todo por los problemas que arrastra desde hace años con el fisco y que le han llevado en varias ocasiones ante el juez. El hijo de la baronesa está instalado en Andorra donde tiene ahora su domicilio fiscal y donde pasa el tiempo necesario para cumplir con las normas de residencia. Para mantener residencia en el extranjero, cualquier contribuyente debe demostrar que permanece en ese país más de la mitad del año, es decir,183 días. Su esposa Blanca Cuesta y sus cuatro niños viven en Madrid, a donde Borja se desplaza siempre que puede. Por todo ello, es difícil seguir el día a día de la pareja. La última vez que se les fotografió fue el pasado verano en Formentera. Ha sido ahora cuando se ha sabido que esperan su quinto hijo, noticia que recoge la revista ¡Hola!, encargada siempre de dar las noticias de la familia Thyssen. El bebé que esperan es una niña que se une a Sacha, de 12 años, Eric de 10, Enzo de 8 y Kala de 5. El matrimonio lleva junto 20 años y Blanca será madre por quinta vez con 46 años.

Blanca Cuesta, exmodelo, cinco o diez años mayor que él —según la publicación que se consulte—, y sin otro trabajo conocido que no sea rentabilizar su fama pintando cuadros que se han puesto a la venta por 9.000 euros de media, es una figura clave en la vida de Borja Thyssen. Se casaron en octubre de 2007 después de varios años de relación y cuando Cuesta estaba embarazada del primero de sus hijos. Esta unión no contó con la presencia de Carmen Thyssen, que hasta poco antes había compartido vacaciones y complicidad con la novia de su único hijo. Algunas fuentes especulan que la juventud de Borja —tenía 17 años cuando empezó su relación con Cuesta— le hizo pensar en una relación que no llegaría a más. El momento de mayor fricción llegó cuando la baronesa reclamó una prueba de paternidad que demostrara que el primer niño que esperaba era de su hijo. Ahora la pareja mantiene una cordial relación con la baronesa aunque no se dejan ver juntos en público tanto como en el pasado.

Carmen Cervera nombró a Borja Thyssen nuevo patrono de la institución pública que gestiona la fundación que ella dirige el pasado mes de julio. Es el paso previo a la sucesión que ha ideado para su hijo, al que coloca en el sillón que ocupó la infanta Pilar de Borbón. La viuda del barón, una vez superadas las turbulencias familiares que la enfrentaron con su hijo, quiere defender la honorabilidad de Borja a toda costa y garantizarle su puesto como vicepresidente vitalicio del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. El movimiento de Cervera se realizó a pesar de que Borja fue suspendido del patronato del Museo Carmen Thyssen de Málaga hace dos años, mientras duren los procedimientos judiciales por presunto fraude fiscal. Málaga Ahora, marca municipal de Podemos, presentó la moción de censura contra el patrono y fue secundada por el resto de la oposición (PSOE, IU y Ciudadanos) para apartar al hijo de Cervera. Esta nombró a su sobrino Guillermo Cervera, entonces director del Museo Carmen Thyssen Andorra, sustituto de su hijo en el patronato del centro malagueño.

Borja Thyssen quedó absuelto del delito de fraude fiscal del que fue juzgado el 13 de noviembre de 2019 y por el que se enfrentaba a un mínimo de dos años de cárcel y una multa de 595.000 euros, además del pago de 592.557,72 euros en concepto de deuda tributaria. El juez consideró que no había pruebas suficientes de que en 2007 fingiera vivir en Andorra para eludir impuestos de las exclusivas que vendió a la revista ¡Hola!. La Fiscalía había recurrido la sentencia del Juzgado de lo Penal 22 de Madrid, que le absolvió de un delito de fraude fiscal.

No ha sido este un buen año para Borja Thyssen. El pasado 25 de junio fallecía su padre biológico. A pesar de ocupar siempre un segundo plano, Manuel Segura siempre medió en el enfrentamiento entre madre e hijo, que les llevó a estar distanciados varios años. “He hecho todo lo que he podido para limar diferencias y acercarlos, y a veces he viajado con ellos porque si no hubiese ido yo, no hubieran estado juntos”, declaró en Sálvame Deluxe. Algo que la propia Carmen Cervera ha admitido en alguna entrevista al ser preguntada si Manuel Segura era el enlace entre ambos: “No, aunque quizá a veces sí debe de serlo un poco”. Ha sido habitual en los últimos años ver a Segura con Borja y la familia de este. Juntos pasaban tiempo en vacaciones y disfrutaban de los acontecimientos familiares. En muchas de estas ocasiones estaba también la baronesa Thyssen.

Lo más visto en...

Top 50