Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borja Thyssen, absuelto de un delito de fraude fiscal

El juez considera que no hay pruebas suficientes que evidencien que el hijo de Carmen Cervera fingiera vivir en Andorra para no tributar por la venta de exclusivas

Borja Thyssen, en Madrid, el pasado mes de noviembre.
Borja Thyssen, en Madrid, el pasado mes de noviembre. GTRESONLINE

Borja Thyssen, hijo de la baronesa Thyssen, ha sido absuelto del delito de fraude fiscal del que fue juzgado el pasado 13 de noviembre y por el que se enfrentaba a un mínimo de dos años de cárcel. La Fiscalía General del Estado ha confirmado a EL PAÍS la recepción del escrito del magistrado del caso, Julio Mendoza. El juez considera que no hay pruebas suficientes de que en 2007 viviera en España y rechaza la acusación de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, que defendieron en la sesión que el hijo de Carmen Cervera fingía vivir en Andorra para eludir impuestos de las exclusivas que vendió a la revista ¡Hola!. El juzgado de lo penal 22 de Madrid señala que en caso de duda debe ser absuelto.

La Fiscalía, que estudia recurrir la absolución, pedía para el hijo de Carmen Cervera dos años de prisión y una multa de 595.000 euros, además del pago de 592.557,72 euros en concepto de deuda tributaria. Esta última cantidad es la que corresponde a los reportajes que hace 12 años hizo con la revista española y cuyos pagos Borja Thyssen no llegó a declarar. La citada publicación ofreció en ese ejercicio fiscal la primicia del anuncio de su boda con Blanca Cuesta y el primer embarazo de la pareja. Exclusivas por las que se pagaron 1.400.000 euros, según la Fiscalía. Thyssen, durante el juicio, alegó que las imágenes que se utilizaron en dichos artículos fueron “de archivo” por la inmediatez informativa que requería el medio de comunicación, ya que él no se encontraba en España.

Por su parte, la abogada del Estado Rosa María Seone —la misma que se encargó de la acusación penal en el juicio del procés—, que representaba al Ministerio de Hacienda, solicitó tres años y cuatro meses de cárcel para el acusado. La letrada, al igual que la fiscal, insistieron en que las pruebas aportadas por Thyssen para demostrar que su residencia se encontraba en Andorra y no en España, como la licencia para conducir, no eran suficientes. La actividad de Borja Thyssen en Madrid, Barcelona y especialmente en Ibiza, hizo dudar a la Fiscalía y al Estado de que el acusado pasara menos de 183 días en España, tiempo mínimo para estar exento de tributar en el país. La Fiscalía presentó varias facturas de gas, agua y luz de compañías como Gas Natural, Endesa o Aqualia. Extremo al que el abogado defensor, Pedro Mejías, alegó que los importes corresponden al mantenimiento de los servicios y no demuestran que su cliente residiera en España. “Es como cuando pagas el gimnasio y no vas”, dijo durante las conclusiones, en noviembre.

Ahora, el juez aclara en su sentencia, tal como avanza El Confidencial: "De la prueba practicada no se infiere de forma clara, al menos con la certeza que requiere el derecho penal, para poder determinar que el acusado residiera en España más de 183 días, como así se afirma por las acusaciones, la documental analizada y ya referenciada, entre ellas el pasaporte suizo del acusado, la certificación de residencia en el Principado de Andorra, el permiso de conducir de dicho Principado, como el contrato de arrendamiento de vivienda en el Principado de Andorra y, la testifical analizada crea dudas en este Juzgador no pudiéndose dar por acreditado que el acusado es residente en España en el año 2007 por encontrarse más de los 183 días en territorio nacional".

Borja Thyssen tiene, además, otros problemas con la Justicia. En abril, el ministerio público le acusó, a él y a su esposa de haber defraudado a Hacienda 336.417,89 euros del ejercicio fiscal del año 2010 por una operación de compraventa de participaciones de diversas empresas. La Fiscalía Provincial de Madrid solicita por este delito tres años de prisión para ambos y un millón de euros de multa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >