Futbolistas

Luis Figo, dos décadas abonado a la polémica

El exfutbolista portugués, duramente criticado desde que dejó el Barcelona por el Madrid, se enzarza en las redes con mensajes políticos mientras triunfa en los negocios

Luis Figo y su esposa, Helen Svedin, en la entrega de premios Laureus celebrados en Berlín.
Luis Figo y su esposa, Helen Svedin, en la entrega de premios Laureus celebrados en Berlín.TOBIAS SCHWARZ

Cada vez que se disputa un clásico Barcelona – Real Madrid se recuerdan algunos de los episodios más impactantes de una rivalidad futbolística única. Especialmente el de este fin de semana, en el que se cumplen 20 años del regreso de Luis Figo al Camp Nou como jugador del Madrid, tras protagonizar uno de los fichajes más controvertidos de la historia de la Liga. El que fuera ídolo azulgrana durante cinco temporadas se marchó al Real Madrid de Florentino Pérez para construir el proyecto de los galácticos, hiriendo el orgullo de una afición, la barcelonista, que nunca le ha perdonado. El recibimiento fue una pitada cuyos decibelios igualaron a los de un avión al despegar. Un ambiente insoportable que terminó por doblegar a Figo, que cuajó uno de sus peores partidos y terminó perdiendo. Han pasado dos décadas y él sigue sin entender por qué fue recibido con esa hostilidad, ya que su salida del Barça dejó en las arcas del club 10.000 millones de pesetas (60 millones de euros), un récord para la época. Su discurso desde entonces no ha cambiado, y siempre responde con un “yo soy portugués” para desmarcarse de la eterna pugna entre los dos gigantes del fútbol español. Hoy, a sus 47 años, el exfutbolista ha cambiado el fútbol por los negocios, pero sigue provocando amor y odio esta vez en Twitter, donde se ha enfrentado desde con políticos conocidos hasta con músicos, y donde comenta todos los temas de la actualidad política desde una posición algo más que conservadora.

En el documental Cuando Figo volvió al Camp Nou que emite estos días Movistar Plus, la prensa deportiva de Barcelona deja impactantes declaraciones recordando lo sucedido hace 20 años como “la mayor traición y mentira” que ha sufrido el aficionado culé. En las redes, aquellos que han atacado desde entonces al portugués por tránsfuga han cambiado hoy el calificativo de “Judas” por el de “facha”. Luis Figo nunca se escondió por haber cambiado de camiseta, y tampoco tiene ningún reparo ahora en expresar sus opiniones, por muy polémicas que sean. Especialmente, desde que gobierna la izquierda en España. Él sigue residiendo en Madrid con su mujer Helen Svedin y sus tres hijas, y se implica como un ciudadano más en todos los temas que afectan a la sociedad española.

Con 1,3 millones de seguidores en Twitter, Figo ataca duramente al Gobierno sea el asunto que sea. Desde los nombramientos y ceses en la Guardia Civil a la reforma del Poder Judicial, pasando por críticas a cada tuit de miembros de Podemos como Pablo Echenique o el vicepresidente segundo Pablo Iglesias. Cuando Juan Carlos I se marchó del país, Figo le recomendó Portugal con el mensaje: “Aquí no hay coletas”. En su timeline los tuits políticos ganan por goleada a los futbolísticos, y si las críticas a la izquierda son una constante, estas van acompañadas de claros apoyos al PP o a Vox, a la presidenta de la comunidad de Madrid Isabel Díaz Ayuso, o likes a las publicaciones de la ex portavoz popular Cayetana Álvarez de Toledo.

Figo no tiene reparos tampoco en enzarzarse con algunos de los que comentan sus tuits. Le sucedió con el diputado de ERC Gabriel Rufián. “¿Alguna vez habéis visto a este personaje proponer soluciones para lo que sea? ¡Con lo que cuesta a todos los españoles!”, publicó el portugués. El catalán respondió que lo que cuesta dinero es “no pagar a Hacienda”, y Figo contraatacó así: “He pagado más a Hacienda durmiendo que tú despierto en toda tu vida”. Rufián le recordó al exfutbolista que tuvo que abonar una deuda con el fisco de 2,4 millones en concepto de IRPF durante sus años como jugador del Barcelona. Tras criticar a Fernando Simón, por según él “colgarse medallas”, el rapero El Tenazas le dijo a Figo que a él le iban a dar dos medallas, “una por tonto y otra por si se te pierde”. El luso le respondió llamándole inútil, y el artista terminó llamándole “politólogo de cacerola”.

Aunque alerta frecuentemente a sus seguidores de que “nos vamos a la ruina”, Luis Figo disfruta de una vida acomodada en la capital de España. Lo último ha sido el salto a la moda junto a su esposa, la modelo sueca Helen Svedin, con la que ha compartió la pasada la imagen de la campaña invernal de Pedro del Hierro. Además, el exfutbolista tiene inmuebles en Suecia, Portugal y España. Posee una explotación minera en África con sedes en Dakar (Senegal) y Conakry (Guinea) dedicada a la extracción de oro, e incluso es dueño de una app de ojeadores de talentos llamada Dream Football. Sus hijas mayores también prometen un futuro próspero a la familia. Daniela y Martina triunfan como modelos e influencers, asesoradas por su madre, que destaca de ellas lo españolas que se sienten y lo felices que son al haber echado raíces aquí. Aunque Figo no parece contento en las redes con la España actual, no tiene intención de dejar su lujosa residencia en Conde de Orgaz. Respecto al aniversario de su regreso al Camp Nou, que se ha cumplido este 21 de octubre, de momento, ni una palabra en la red de los 140 caracteres.

Más información

Lo más visto en...

Top 50