Elecciones Estados Unidos

Enrique de Inglaterra y Meghan Markle rompen la última barrera de la monarquía y piden el voto en EE UU

Los duques de Sussex participan activamente en la campaña electoral y aseguran: " Esta es la votación más importante de nuestras vidas”

Enrique de Inglaterra, en el vídeo emitido por la CBS en apoyo de la revista 'Time'.
Enrique de Inglaterra, en el vídeo emitido por la CBS en apoyo de la revista 'Time'.YOUTUBE

El 22 de septiembre era un día marcado en la agenda de Enrique de Inglaterra y Meghan Markle. Tras su marcha del Reino Unido y su decisión de vivir entre Canadá y California (EE UU), ese martes el matrimonio hacía su primera aparición en la televisión del país y en horario de máxima audiencia. En el banco de madera de un jardín, los duques de Sussex —pese a salir de la familia real británica seguirán manteniendo su título— participaron en un especial de la cadena ABC. En el programa se celebraba el lanzamiento del número de la revista Time que, cada año, decide quiénes son los personajes fundamentales del año.

La pareja ya estuvo en 2018 entre ese listado de las personas más influyentes del año, y Meghan llegó a quedar entre los candidatos finales para ocupar la portada en ese mismo año, aunque finalmente Jamal Khashoggi y otros periodistas perseguidos fueron los elegidos. Se desconoce si formarán parte de la lista (o si incluso lograrán el trono, la portada) en este 2020, pero en esta aparición pública la pareja no ha dejado lanzar la oportunidad y, sabiéndose observados y escuchados, han decidido centrar su mensaje en las próximas elecciones de Estados Unidos.

En su discurso, de apenas un par de minutos, Meghan Markle ha sido la más activa a la hora de pedir la participación de sus conciudadanos. “Estamos a seis semanas de las elecciones y hoy es el Voter Registration Day”, es decir, el día nacional de registrarse para luego poder votar, que se celebra el cuarto jueves de septiembre. “Cada cuatro años nos dicen: ‘Esta es la votación más importante de nuestras vidas’. Pero este año realmente lo es. Cuando votamos, nuestros valores se ponen en acción y se escuchan nuestras voces”, afirmó la duquesa de Sussex.

Markle también habla de la importancia de "rendir honores a aquellos que nos han dado ánimo y valor este año, como los científicos, investigadores y profesionales médicos que lideran la lucha contra la covid-19″. “O a las incontables voces que hablan en alto, con pasión, contra la injusticia y la inequidad, y a los que marchan en silencio por la solidaridad, en pacíficas protestas para defender lo que es justo y bueno”, remacha. Un discurso que, aunque no de forma clara, se lee entre líneas como de apoyo a los demócratas y contra el actual presidente Trump. De hecho, como ha revelado la célebre feminista Gloria Steinem, se ha reunido con Markle y juntas han telefoneado a votantes para pedir el voto.

Vestidos de manera más formal que en otras apariciones que han realizado estos meses (Enrique con traje gris y camisa blanca, sin corbata; Markle con blusa marrón, pantalón pitillo negro y zapatos de tacón), los duques hablaron de la importancia del liderazgo que ejercen esos personajes que elige la revista, y de cómo han logrado cambiar el mundo: de ahí su mensaje en pos del voto.

Enrique mantuvo un discurso menos político que su esposa, pero también se centró en la importancia de ser ciudadanos conscientes, atentos y activos de cara a las elecciones del 3 de noviembre, donde se decidirá la continuidad del republicano Donald Trump o la llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden. Sin embargo, el nieto de Isabel II sí hizo referencia al hecho de que, al no ser ciudadano estadounidense, no puede votar en noviembre, y que nunca ha ejercido ese derecho en Reino Unido, aunque ha vivido cinco elecciones generales desde que cumplió los 18 años.

El discurso de quien era hasta hace pocos meses sexto en la línea de sucesión al trono británico resulta especialmente llamativo porque en su país la familia real tiene derecho al voto, pero no lo ejerce y jamás hace llamamientos para ello ni se posiciona políticamente. Algo que sucede igual en España, donde la familia real solo ha votado en cuatro ocasiones. La primera fue en el referéndum de la reforma política, en 1976; la segunda en de la Constitución, el 6 de diciembre de 1978; la tercera en el de permanencia de España en la OTAN, el 12 de marzo de 1986; y la cuarta en el referéndum sobre el Tratado para la Constitución europea, celebrado en febrero de 2005.

“Según nos acercamos al mes de noviembre, resulta vital que rechacemos el discurso de odio, la desinformación y la negatividad en la red", aseguraba el duque. “Lo que consumimos, a lo que estamos expuestos y lo que hacemos en la red tiene un efecto real sobre todos nosotros”. Además, también afirmó que “cuando lo malo supera a lo bueno, para muchos, nos demos cuenta o no, eso erosiona nuestra capacidad de ser compasivos, de ponernos en el lugar de otra persona. Porque cuando una persona acepta la negatividad de Internet, los efectos son exponenciales. No solo es tiempo de reflexionar, sino también de actuar”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50